• 9 de agosto de 2022 8:55 AM

Funcas afirma que subir los tipos es un «mal menor» para evitar que la inflación «se quede entre nosotros»

-Las hipotecas podrían encarecerse «entre 700 y 800 euros» anuales para una hipoteca de 150.000 euros

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

El economista de Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), Santiago Carbó, señaló este viernes que la subida de tipos anunciada por el Banco Central Europeo (BCE) es un «mal menor», ya que «no podemos permitir que la inflación se quede entre nosotros» que genere «un proceso de inflación continua».

Así lo indicó en el encuentro organizado por Funcas ‘La política monetaria en la encrucijada: inflación y crecimiento’ en el que participó junto al economista de CaixaBank Research, José Ramón Díez y fue moderado por el economista de Funcas, Francisco Rodríguez.

«Lo importante es que nos lo creamos y que lo que haga sea suficiente para enfriar esa inflación», apunto Carbó en referencia a la intención del BCE de rebajar con esta subida de tipos y con futuras decisiones la inflación hasta niveles que entren dentro del objetivo del 2% que tiene el organismo. «¿Que el efecto colateral es enfriar un poco la economía? Será también un mal menor, porque lo importante es que dentro de un año y medio tengamos un crecimiento económico sólido y con una inflación mucho más baja», detalló.

En este sentido, apuntó que es «difícil» determinar «hasta cuándo» va a durar este proceso de inflación elevada ya que está «sujeta a factores» como el suministro del gas contra el que los gobiernos «poco pueden hacer». A este respecto, señaló que «algunos países», como Alemania, podrían entrar «en recesión», hecho que «nos afectaría a los demás».

No obstante, el reciente panel de Funcas no contempla una recesión en España ni este año ni el que viene. «España puede que por ahora la puede evitar por muchas razones como el turismo o la gestión de los fondos europeos, pero la palabra clave es la incertidumbre, nada se puede prometer en este contexto», aseveró.

Carbó indicó que la subida de precios «no ha llegado a las remuneraciones», aunque advirtió de que una «política salarial muy expansiva» va a «reforzar la inflación». Sin embargo, subrayó la «importancia estratégica de algún tipo de pacto de rentas» entre los agentes sociales que «no sea una gasolina que inflame más la inflación».

Por su parte, el economista de CaixaBank señaló que, con la decisión de este jueves, el BCE ha recuperado «tiempo perdido y grados de libertad», subrayando que es una respuesta «correcta», ya que «75 de los 100 bancos más importantes del mundo habían subido tipos de interés».

Díaz señaló que el objetivo de la decisión de ayer era devolver los tipos a «zona positiva» ya que «no tenía ningún sentido» que estuvieran en zona negativa y apuntó que al BCE le «preocupan» los salarios y los efectos de segunda ronda.

HIPOTECAS

Acerca del impacto de la subida de tipos en el euríbor, principal referencia en las hipotecas españolas, Díez apuntó que las «expectativas» actuales son que pueda acabar este ejercicio «en torno al 1,75% o un 1,8%».

A este respecto, Carbó señaló que se trata de un «encarecimiento negativo», aunque apuntó que se tratan de tipos de interés «históricamente bajos» si se comparan con las últimas tres décadas. «Solamente puede afectar para aquellos que estén en una situación de vulnerabilidad financiera importante, es un crecimiento del coste financiero, pero no es un cambio radical en los tipos», apuntó.

Carbó cifró «entre 700 y 800 euros» el aumento del coste anual de una hipoteca de 150.000 euros. «A veces cuando uno asume un coste de interés variable pues lógicamente se beneficia unos años y debe pensar que puede dejar de beneficiarse, pero también que un par de años vuelve a beneficiarse», detalló.

Por su parte, el economista de CaixaBank señaló que se va a producir una «normalización» de la política monetaria e indicó que «se han firmado muchas hipotecas a tipo fijo en los últimos años» y que «muchas hipotecas a tipo variable firmadas hace tiempo, esas familias, aun con esa subida, van a pagar intereses más bajos que al inicio de aquella hipoteca».