• 23 de mayo de 2024 11:41 PM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

Un 43% de españoles de 30 a 44 años ya no vive en una casa en propiedad, el máximo histórico

– El alquiler se abre paso en todas las franjas de edad, salvo entre los más mayores

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

Un 43,3% de los hogares españoles con personas de entre 30 y 44 años vivía en 2022 en un régimen de tenencia de vivienda distinto a la propiedad, máximo histórico en esta franja de edad, que 10 años atrás se situaba en un 28,9%.

Así se desprende de la Encuesta de Condiciones de Vida publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que revela que vivir en una casa en propiedad, opción todavía mayoritaria en España, es una tendencia a la baja en la última década. No obstante, en los dos últimos años, desde la pandemia, ha sufrido un ligero repunte, del 75,2% al 75,9% que señalan los últimos datos de 2022, pero por debajo del 79,2% de hace una década.

Sin embargo, la proporción es distinta por franjas de edad, ya que las generaciones más jóvenes cada vez acaban abogando por otras opciones que obligan a un desembolso económico menor.

Así, entre las personas de 16 y 29 años, sólo un 30,7% de hogares vive en una casa de la que es propietaria. En cambio, el alquiler -a precio de mercado- es la opción por la que apuestan un 47,7%. Fue en el año 2013, en los peores años de la crisis financiera, cuando el alquiler superó a la propiedad como opción mayoritaria entre los hogares compuestos por los más jóvenes.

Asimismo, un 15,9% de estos hogares residen en viviendas cedidas, frente al 14,4% que suponían 10 años atrás, y un 5,8% lo hacen de alquiler por debajo del precio de mercado, por encima del 4,1% de hace una década.

Quizás también te interese:  El Gobierno valora que la nueva estimación para el PIB del Banco de España se acerca a la suya

No obstante, la falta de acceso a la vivienda en propiedad ya no sólo afecta a las generaciones más jóvenes, sino que va a escalando a las siguientes. Así, el máximo histórico de hogares con personas de entre 30 y 44 años que ya no viven en una casa en propiedad implica el incremento de los hogares que viven de alquiler, que ya suponen un 28,9% de esta franja de edad, frente al 19% que suponían en el año 2012. La brecha entre ambos regímenes se ha reducido en 24 puntos en 10 años.

MÁS ALQUILER

Además, un 4% de los hogares de esta franja de edad viven de alquiler pagando por debajo del precio de mercado, mientras que un 10,4% hacen lo propio en viviendas cedidas, frente al 8% del año 2012.

En cambio, entre los hogares compuestos por personas de entre 45 y 64 años, el peso de la vivienda en propiedad es superior a la media, con un 79,3%, si bien es cierto que este porcentaje también ha ido descendiendo paulatinamente en los últimos 10 años, pues en el año 2012 se situaba en el 82,4%.

Como consecuencia, en paralelo se han ido incrementando los hogares de esta franja de edad que viven de alquiler, desde el 9,3% que suponían hace una década al 12,9% que representan según los últimos datos. Aunque con mayor moderación que entre las generaciones más jóvenes, el alquiler también se paso entre los hogares de personas de mediana edad.

En este caso, el alquiler por debajo de mercado y la cesión de viviendas supone una opción minoritaria para esta franja de edad y no superan conjuntamente el 8% de los hogares.

Quizás también te interese:  España y Serbia refuerzan su cooperación financiera

Asimismo, la tendencia a la baja de la vivienda en propiedad es todavía más ligera entre los hogares de las generaciones mayores. El 89,4% de estos hogares reside en una vivienda en propiedad y, aunque hace 10 años lo hacían un 90,1%, la serie se ha mantenido bastante estable. Sí se observa, en cambio, un ligero avance del alquiler, por el que apuestan el 5% de estos hogares frente al 2,8% que lo hacía hace una década.