• 19 de mayo de 2024 3:53 AM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

Los españoles que pagarían más por una vivienda sostenible caen tres puntos, hasta el 46%

– Desciende del 48% al 28% las personas que se plantearían pagar un 5% más

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

Un 45,9% de españoles que busca vivienda en 2023 se muestra favorable a pagar más por una construida teniendo en cuenta criterios de sostenibilidad, tres puntos menos que el 49,1% que respondió afirmativamente el año pasado.

Es la principal conclusión de la nueva edición del informe ‘La sostenibilidad en la demanda de vivienda en España’ elaborado conjuntamente entre Fotocasa y Solvia.

En torno al 96% de los demandantes de vivienda, tanto de alquiler como de compraventa, considera importante vivir en una casa sostenible y cerca de la mitad que van a mudarse menciona como principal razón el ahorro económico que supone y la reducción en el impacto medioambiental que caracteriza a este tipo de inmuebles.

No obstante, un 53,3% de los demandantes de vivienda asumirían una mayor inversión para que su inmueble fuese sostenible frente al 42,7% que haría lo propio en el caso del alquiler.

En cambio, en el caso de aquellos que condicionan la compra de una vivienda sostenible al porcentaje de incremento de coste que supondría, un 43,3% de los futuros arrendatarios estaría dispuesto a pagar más, mientras que en el caso de los futuros compradores el porcentaje desciende hasta un 36,3%.

Entre ellos, el 28,7% se lo plantearía si valiese un 5% más; el 37,2% lo pagaría si costase un 10% adicional; y el 21,3% lo asumiría si no se encareciese más del 15%. Solo el 13% restante cedería en aquellos casos en los que tuviesen que abonar un 20% más por esta condición. Fotocasa y Solvia destacan la disminución de aquellos que ponían como tope que el inmueble costase un 5% más, que pasa del 48,6% al 28,7%.

Quizás también te interese:  Los españoles se gastarán 625 euros en las vacaciones, un 2,5% más

Entre los principales motivos para pagar más por una vivienda más sostenible, el 63,4% apunta a que se trata de una buena inversión a futuro y cree que reducirá sus facturas a largo plazo, el 42,7% destaca su preocupación medioambiental y el 32,5% señala la calidad de los materiales de la vivienda.

Por contra, entre el 11,6% de los demandantes de vivienda que no pagarían más por una vivienda sostenible, el 62,8% destaca que el precio de una vivienda construida con materiales sostenibles es muy elevado, el 21,3% señala que no le interesa una vivienda sostenible y el 18,4% que no entiende el concepto de vivienda sostenible.

La directora de Estudios y Portavoz de Fotocasa, María Matos, indicó que «el sector inmobiliario es responsable del 36% de las emisiones de CO2 y del 40% del consumo energético a nivel europeo, según datos de la Comisión Europea. Por este motivo, tiene la misión de convertirse en un agente facilitador en el proceso de descarbonización y rehabilitación energética de los hogares».

Por su parte, el director de Marca y Comunicación de Solvia, Víctor González, señaló que «dentro de la agenda 2030, el sector inmobiliario tiene un objetivo claro en materia de sostenibilidad, que es reducir las emisiones de carbono un 55% antes de esa fecha, y seguir avanzando hasta conseguir un parque inmobiliario neutro en emisiones para 2050».

«En España, con uno de los parques inmobiliarios más envejecidos de Europa, este reto también supone una gran oportunidad para el desarrollo de nuestra industria, afianzando nuestro compromiso presente para la mejorar de la sociedad del futuro», añadió.

Quizás también te interese:  Un 59% de los españoles que envió un paquete utilizó Correos en la primera mitad de 2022