• 28 de enero de 2023 1:02 PM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

Llega el primer temporal invernal del año a España gracias a las borrascas Gérard y Fien

– Mañana podría nevar en capitales como Ávila, Burgos, Pamplona, Segovia y Vitoria, y el miércoles en la costa cantábrica

– Lluvia salvo el Mediterráneo, olas de ocho metros en el Cantábrico y rachas de 100 km/h en el norte y el este

– La Aemet descarta una ola de frío, aunque las temperaturas serán bajas

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

El primer temporal invernal del año llega este lunes a amplias zonas de la península y Baleares gracias a la influencia de las borrascas Gérard y Fien, y se prolongará posiblemente hasta este viernes, con frío, nieve en las montañas y algunas capitales del norte, olas de ocho metros en el Cantábrico y rachas de viento de al menos 100 km/h en áreas del norte y el este peninsular.

La primera borrasca, Gérard (nombrada por Météo-France), afectará sobre todo a Francia, pero también ayudará a que los vientos soplen con fuerza este lunes en España, con rachas de más de 70 kilómetros por hora en buena parte de la península y un temporal marítimo importante con olas de hasta ocho metros en el Cantábrico y de cuatro metros en el Mediterráneo, según Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Los frentes asociados a Gérard dejarán lluvias abundantes en el tercio norte peninsular, con lo que podría acumularse hasta 80 litros por metro cuadrado en 12 horas en Cantabria. Además, nevará en las montañas. Por ejemplo, en el Pirineo aragonés se acumularía hasta 30 centímetros de nieve nueva en 24 horas.

«Las temperaturas no serán todavía demasiado bajas este lunes y la cota de nieve estará en torno a unos 800 metros en los Pirineos a primeras horas, pero irá subiendo en todas las montañas del país hasta más de 1.500 metros», indicó Del Campo.

MARTES

La segunda borrasca, denominada Fien y nombrada por la Aemet, dejará sentir sus efectos a partir del martes, cuando, junto con el anticiclón de las Azores, propiciará un pasillo de vientos húmedos e intensos del norte y noroeste, que darán lugar a lluvias abundantes en el Cantábrico y a nevadas en cotas bajas del tercio norte, donde podría incluso nevar al nivel del mar.

El martes se esperan precipitaciones abundantes en el tercio norte de la península, sobre todo en el Cantábrico y Galicia, donde, además, pueden ser en forma de chubascos tormentosos. En el resto de la península lloverá débilmente, salvo en el área mediterránea, donde no se esperan lluvias.

«Lo más destacable de esa jornada será el descenso paulatino de la cota de nieve, hasta acabar en las últimas horas del día en torno a unos 500 metros en el tercio norte y en torno de unos 700 metros en el resto de la mitad norte y zona centro. Así pues, ya el martes por la tarde-noche podría nevar en ciudades como Vitoria, Pamplona, Burgos, Ávila o Segovia», apuntó Del Campo.

En la Cordillera Cantábrica y Pirineos se podrían acumular hasta 30 centímetros de nieve nueva en 24 horas, con lo que continuarán las intensas nevadas y grandes acumulaciones del día anterior.

Además, seguirán el viento fuerte y temporal marítimo con olas de hasta ocho metros en el Cantábrico y de cuatro metros en el Mediterráneo.

Las temperaturas se mantendrán sin grandes cambios durante la primera mitad del día, pero comenzarán a bajar por la tarde, con lo que descenderá la cota de nieve.

MIÉRCOLES

Este miércoles continuará el descenso de las temperaturas, que será generalizado y de hasta ocho grados con respecto al día anterior en el tercio norte. De hecho, habrá heladas en buena parte del interior peninsular.

«Será un día frío, con temperaturas máximas inferiores a cinco grados en buena parte de la mitad norte e inferiores a 10 grados en el interior de la mitad sur. Se recrudecerá el temporal al llegar hasta nuestro territorio una masa de aire ártica impulsada por el anticiclón de las Azores y la borrasca Fien. Esta masa de aire ártica, muy fría e inestable, continuará dejando nieve en cotas incluso más bajas que las del día anterior», añadió Del Campo.

Al igual que el martes, las precipitaciones más intensas se producirán el miércoles en el tercio norte, aunque también habrá lluvias y nevadas más débiles en la mayor parte del resto de la península, salvo en el área mediterránea y oeste de Andalucía. También habrá chubascos en Baleares.

Todo ello con una cota de nieve muy baja, en torno a los 200 metros en Galicia, las comunidades cantábricas y Navarra, o incluso por debajo, de manera, según Del Campo, «en Cantabria y País Vasco podría incluso nevar al nivel del mar».

La cota de nieve estará entre 300 y 500 metros en el resto de la mitad norte, y en torno a 500 a 700 metros en el centro y sur peninsular, así como Baleares.

El viento soplará con intensidad en los tercios norte y este de la península, y seguirá el temporal marítimo con olas de hasta seis o siete metros en el Cantábrico y cuatro metros en el Mediterráneo.

JUEVES

Este jueves seguirán las precipitaciones en el tercio norte peninsular. También podrán darse de forma más débil y dispersa en el resto de la mitad norte y Baleares, pero en el resto ya no se producirán y los cielos estarán más despejados.

Comenzará nevando a cotas muy bajas, pero la cota irá subiendo a lo largo del día hasta situarse en torno a 1.500 metros en la Cordillera Cantábrica y entre 500 y 1.000 metros en el resto de la mitad norte y Baleares, con una subida acusada de las temperaturas en el noroeste peninsular.

«En las comunidades cantábricas, sobre todo en el Cantábrico occidental, lloverá sobre zonas cubiertas previamente por nieve. Esto provocará su deshielo y puede hacer que algunos cauces bajen con mucha agua», precisó Del Campo.

El portavoz de la Aemet añadió: «Tendremos, además, probablemente la madrugada más fría de lo que llevamos de invierno, con heladas generalizadas en el interior peninsular, que en zonas del Pirineo serán fuertes, con 10 grados bajo cero, y cinco grados bajo cero en el este de las mesetas y páramos del centro».

Del Campo concretó: «A pesar de las nevadas en cotas bajas y el ambiente frío y desapacible asociado al viento intenso, las temperaturas no superarán los umbrales necesarios para poder hablar de una ola de frío en sentido estricto, lo que no quita para que estemos ante un temporal de nieve, sobre todo, y de viento y mala mar importante en muchas zonas».

VIERNES

El viernes continuarán las precipitaciones abundantes en el extremo norte peninsular, con una subida acusada de las temperaturas y, por tanto, con una cota de nieve más alta en general, en torno a 1.000 a 1.200 metros.

En el nordeste, sobre todo en el Pirineo catalán, la cota de nieve estará baja, en torno a unos 400 metros. «Las lluvias que caigan sobre la nieve previamente acumulada provocarán deshielos y posibles pérdidas de cauces», apostilló Del Campo.

FIN DE SEMANA

Este fin de semana se mantendrá la probabilidad de precipitaciones solo en el extremo norte peninsular, pero serán ya más débiles que en días anteriores. El sábado y el domingo estarán marcados por los vientos del norte, con heladas nocturnas en buena parte del interior oriental y la zona centro peninsular.

CANARIAS

En cuanto a Canarias, seguirá instaurado el régimen de vientos alisios, que soplarán con intensidad arrastrando abundante nubosidad al norte de las islas de mayor relieve, donde habrá lluvias.

El resto del archipiélago tendrá intervalos nubosos. Y las temperaturas apenas experimentarán cambios a lo largo de la semana.