• 18 de mayo de 2022 1:31 PM

La implicación del sector privado es el gran reto de la investigación y la innovación en España

– Según concluye el dosier ‘Investigación e innovación en España y Portugal’ del Observatorio Social de la Fundación ‘la Caixa’

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

La implicación del sector privado es el gran reto de la investigación y la innovación en España, según concluye el estudio ‘Recursos Humanos para la investigación en España y Portugal’ que forma parte del dosier ‘Investigación e innovación en España y Portugal’ del Observatorio Social de la Fundación ‘la Caixa’.

Los investigadores del CSIC Laura Cruz y Luis Sanz; Tiago Santos, de la Universidade de Coimbra, y Cláudia Sarrico, de la Universidade do Minho, realizaron el estudio.

El dosier se presentó este viernes en las instalaciones de Caixa Forum y los encargados de exponer las principales conclusiones fueron la investigadora científica Laura Cruz, la científica titular Catalina Martínez y el profesor de investigación Luis Sanz, todos pertenecientes al CSIC.

La investigación evidencia la limitada participación del sector privado en la investigación y la consiguiente falta de oportunidades laborales en el ámbito empresarial. Además, señala que los vínculos entre ciencia y empresa en España «son más débiles» que en otras economías avanzadas de la Unión Europea.

Asimismo, el trabajo detalla que el principal desafío de España y Portugal consiste en aumentar el número de investigadores que trabajan en el sector privado, dado que la I+D en las empresas impulsa la innovación.

Otra de las conclusiones que recalca es la creciente precariedad de los puestos de trabajo para investigadores posdoctorales en el mundo académico que implica que las oportunidades fuera de este ámbito «pueden brindar» mejores perspectivas. También las mujeres se ven «desproporcionadamente» afectadas por estas condiciones y muchas de ellas terminan abandonando el mundo académico.

Por otro lado, señala que en los próximos años la colaboración entre ciencia y empresa, y las asociaciones público-privadas «serán cruciales» para que España pueda «absorber» de forma eficiente los nuevos flujos de financiación europeos que estarán disponibles en el marco del plan de recuperación para Europa NextGenerationEU, de la Comisión Europea.