• 19 de abril de 2024 4:35 AM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

Cómo prevenir las averías mecánicas del verano

Durante los meses de verano, las altas temperaturas y las condiciones de conducción pueden provocar algunas averías mecánicas típicas de esta época en los vehículos. 

Además de acudir a revisión para que antes de salir a carretera el vehículo esté en perfectas condiciones, hay que tener también un pequeño directorio hecho por profesionales para saber cómo solucionar lo que pueda ir ocurriendo.

En el caso de Auto Recambios E. Lobo, tienen claro que hay una serie de problemas muy ligados a la época estival.

Sobrecalentamiento del motor

El aumento de las temperaturas exteriores puede llevar al sobrecalentamiento del motor. Esto puede ocurrir, por ejemplo, por la falta de refrigerante, una correa de ventilador rota o un termostato defectuoso. Para prevenirlo, habría que revisar previamente el nivel y calidad del líquido refrigerante y mantener de forma regular el vehículo.

Problemas con la batería

El calor extremo puede reducir la vida útil de la batería y aumentar el riesgo de que se descargue o falle. Inspeccionarla antes de salir de viaje, asegurando cables limpios y bien conectados o incluso cambiándola si está rondando el tiempo que el fabricante le da es clave. Además, recomiendan estacionar en la sombra tanto como sea posible.

Desgaste de neumáticos

El calor y los viajes largos pueden aumentar el desgaste de los neumáticos, lo que puede resultar en un mayor riesgo de pinchazos o reventones. Controlar de forma regular la presión y ajustarla a las recomendaciones del fabricante puede ayudar a evitar reventones. Además, es clave cambiarlos cuando estén desgastados, tengan cortes o protuberancias. También recomiendan realizar el paralelo.

Quizás también te interese:  Los seminarios españoles tienen 700 aspirantes a cura menos que hace dos décadas

Fallos en el sistema de aire acondicionado

El aire acondicionado es esencial en verano para mantener el interior del vehículo cómodo y seguro. Problemas como fugas de refrigerante o fallos en el compresor pueden afectar su rendimiento. Una revisión de filtros y gas puede solucionar antes de que falle.

Pérdida de líquidos

A veces las temperaturas son capaces de evaporar el agua o agravar la pérdida de aceite o líquido de frenos. Es importante estar atento a las señales y a los charcos que pueda dejar el vehículo estando estacionado para conocer si hay o no fugas.