• 26 de junio de 2022 10:44 PM

Uno de cada tres españoles «presenta un caso posible de ansiedad», según un informe del Consejo General de la Psicología

– Una casa ordenada mejora los niveles de felicidad, afirma el estudio

MADRID, 24 (SERVIMEDIA)

Uno de cada tres españoles «presenta un posible caso de ansiedad», según el estudio ‘Hogares con psicología’ que concluye también que el aspecto la vivienda y la convivencia cotidiana tienen un impacto en la salud mental.

El Consejo General de la Psicología, la Psicofundación, junto con la empresa Ikea, han impulsado el primer estudio nacional ‘Hogares con psicología’, presentado este martes. Según se desprende de la investigación, uno de cada cuatro encuestados es «un caso probable de depresión». Casi la mitad señaló tener problemas de sueño y uno de cada ocho dijo «sentirse solo»; incluso uno de cada cinco «ha pensado en el suicidio en el último mes». Pero no todos los datos son negativos: el 58,1% de los españoles presentó un índice alto de bienestar y el 69,4% dijo «sentirse muy feliz».

La investigación analizó la relación de diferentes elementos del hogar como son el orden o las relaciones entre las personas que conviven, el disponer de luz natural o tener plantas, con el bienestar, la felicidad, la ansiedad o la soledad.

Se demuestra que existen factores relativos a la propia vivienda (especialmente el orden y estado de conservación), que «tienen un claro impacto en el bienestar y otras variables como la ansiedad», según el informe ‘Hogares con psicología’. Entre los aspectos que los españoles valoran en el hogar destacan que «sea funcional, cuente con espacios naturales cercanos, tenga un buen olor percibido, sea silenciosa o que cuente un mayor número de habitaciones con luz natural.»

Para Silvia Berdullas, presidenta del Consejo General de Psicología y responsable del estudio, «es importante que las empresas pongan en valor el trabajo de la psicología, contribuyendo con estudios como el que se ha realizado, que permiten identificar aspectos, en este caso del hogar, que se relacionan con el bienestar psicológico».

En cuanto a las relaciones dentro del hogar, el 94,1% de los encuestados considera que «son buenas o muy buenas, con pocos conflictos». Esta percepción disminuye en el caso de las relaciones con vecinos, ya que «el 21,1% está nada o poco satisfecho».

Cuestiones como tener mayor edad, estar casado, tener una relación positiva con las personas más cercanas, contar con apoyo social, estar satisfecho con los vecinos, realizar mayor volumen de actividades en familia y recibir visitas en casa, «se relacionan con mayores niveles de felicidad».

Según el estudio, hay aspectos relacionados con la vivienda como que esta sea silenciosa, funcional y que se encuentre, por lo general, ordenada -con la ropa guardada, la cama hecha y los objetos de uso cotidiano como libros, ordenadores, juguetes, entre otros, colocados en su sitio la mayoría de los días-, así como estar satisfecho con el propio hogar se relacionan también «con mayores niveles de felicidad subjetiva».

Ante la pregunta de cuáles son los principales motivos de satisfacción de la vivienda, los tres principales que se reflejan en el estudio son: tener el mobiliario necesario (76,9%), contar con suficiente luz natural (76,3%) y tener la intimidad precisa (68,1%). Y los principales motivos de insatisfacción de la vivienda son, según la investigación, no contar con suficientes elementos de almacenamiento (37,2%), no tener buenas vistas (33,9%) y no disponer de espacios abiertos o exteriores (33,2%).

Además, para ayudar a la salud mental en el hogar, los impulsores del informe lanzaron un decálogo de uso cotidiano. Entre otros consejos, recomiendan ventilar el domicilio a diario, ordenarlo, hacer arreglos en la vivienda para su conservación, optar por habitaciones con luz natural y visillos de colores claros o neutros, contar con una zona verde dentro de la casa, para «generar una sensación de naturaleza», mantener buenas relaciones familiares y de vecindad y, al mismo tiempo, tener suficiente espacio para la intimidad.