• 20 de abril de 2024 3:21 PM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

Los huéspedes en Airbnb del Camino Francés aumentaron un 40% en 2022 y los anfitriones ingresaron 600.000 euros

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

Un informe de Airbnb revela que el Camino de Santiago Francés, considerado el más largo hasta llegar a la ciudad gallega, recibió el año pasado 14.300 huéspedes, lo que representa un aumento del 40%, y los anfitriones ingresaron 600.000 euros, cuantía que aumentó un 9%.

El estudio de la plataforma de alojamiento Airbnb también muestra que el Camino Francés registró 300 anfitriones activos, lo que representa un 37% de aumento, y un total de 490 alojamientos en la plataforma.

La edad media de los anfitriones en este tramo fue de 48 años, y de 42 años la edad media de los huéspedes. El 77% de los anfitriones tenía alojamientos enteros, mientras que el porcentaje restante ofrecía habitaciones.

Asimismo, en el Camino Francés la tarifa media diaria de un alojamiento fue de alrededor de 100 euros por noche, y la media de duración del viaje fue de dos días.

El informe recopila datos sobre el impacto de los anfitriones y los huéspedes de todas las rutas del Camino de Santiago y refleja que en 2022 se recibieron más de 165.000 llegadas de huéspedes, generando más de 19,2 millones de euros, un 45% más que en 2021.

Por otra parte, Airbnb indicó que en 2022 contó con casi 3.900 anfitriones en activo que dieron la bienvenida a más de 165.000 huéspedes en los caminos analizados, lo que supone un aumento de más del 40% respecto al año anterior.

La mayoría de los anfitriones en Airbnb en España suponen «un valor añadido» para aquellos huéspedes que desean sumergirse en la cultura y las tradiciones de los destinos que visitan: nueve de cada diez anfitriones ofrecen sugerencias y consejos sobre qué hacer en la zona, mientras que los más comprometidos también comparten datos e historias únicas sobre la región. En España, las recomendaciones de los anfitriones sobre negocios locales tienen un gran impacto: la mitad del dinero gastado por los huéspedes durante sus estancias, sin contar el alojamiento, se gastó en la zona donde se alojaron.

Quizás también te interese:  El Banco de España advierte de que el turismo británico y alemán pierde fuerza por el alza de la inflación

En 2022, la tarifa media diaria de un alojamiento en las rutas analizadas fue de 106 euros y la media de personas por viaje fue de cuatro, lo que permitió a los huéspedes reservar estancias que pueden ser tan económicas como 26 euros por persona.

«Airbnb se enorgullece de ser parte del viaje del Camino de Santiago, conectando a los viajeros con experiencias auténticas y contribuyendo al crecimiento económico de las regiones involucradas», dijo la directora general de Airbnb Marketing Services, Mónica Casañas. «Los anfitriones a lo largo del Camino no solo ofrecen opciones de hospitalidad asequibles, sino que también son embajadores de la cultura local y crean oportunidades para pequeños negocios locales a lo largo de la ruta. Estamos emocionados de ver cómo el Camino de Santiago recupera su popularidad después de la pandemia», añadió.

Asimismo, según datos recientes en Airbnb, durante 2022 los huéspedes se alojaron en más de 100.000 ciudades y localidades distintas alrededor de todo el mundo. El número de comunidades a nivel global en las que se quedaron los huéspedes aumentó en más del 25% en comparación con hace cinco años, contribuyendo así a dispersar el turismo hacia nuevos destinos. Desde marzo de 2020, más de 13.000 ciudades alrededor del mundo han recibido su primera reserva a través de la plataforma.