• 29 de noviembre de 2022 12:45 PM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

Los economistas y Fedea piden un pacto de rentas «urgente» que incluya a empleados públicos y a autónomos

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

Los economistas reclamaron al Gobierno y los agentes sociales que consensuen el pacto de rentas de manera «urgente» que incluya a pensionistas y a empleados públicos.

Según uncomunicado conjunto remitido este jueves por el Consejo General de Economistas junto a Fedea, este pacto de rentas debería incluir a empleados públicos y pensionistas al nivel que corresponda; habría de incrementarse aún más la protección a los ciudadanos en riesgo de exclusión y a los sectores productivos más golpeados por el alza de precios mediante ayudas directas en forma de transferencias no condicionadas; y debería deflactarse la escala de gravamen del IRPF para ajustarla al poder de compra real.

Sobre los nuevos impuestos a las compañías energéticas y a las entidades financieras anunciados este martes por el presidente del Gobierno, el Consejo General de Economistas y Fedea advirtieron que a la espera de una mayor concreción, que «los impuestos a las eléctricas deberían ser diseñados con cuidado para que, como ha pedido la Comisión Europea, no desincentiven las inversiones en innovación y energías renovables.

Con respecto al impuesto a la banca, recordaron que, en los últimos años, este sector ha desarrollado su actividad en un escenario complejo por la estrechez de los márgenes y, en el futuro inmediato, le acechan riesgos de morosidad que se derivan de la pandemia.

Lo hicieron en el coloquio que celebraron mediante una sesión online titulada Estrés económico y social, y posicionamiento sobre pacto de rentas, organizada conjuntamente por ambas entidades, con el objeto de «reflexionar sobre la conveniencia, o no, de un acuerdo social de estas características y sobre la forma en la que debería encararse».

En la sesión han participado el presidente del Consejo General de Economistas de España (CGE), Valentín Pich, el director ejecutivo de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) Ángel de la Fuente, y el vicepresidente coordinador del Instituto de Estudios Estratégicos, Jordi Alberich.

Una de las soluciones que se apuntaron es que los agentes económicos y el gobierno negocien un acuerdo para «repartir equitativamente los costes que esta crisis supone, evitando el inicio de una espiral de precios y salarios que tendería a enquistar la inflación».

Para Jordi Alberich, «el pacto de rentas se constituye en el eje central de la lucha contra el alza de precios. Se trata de evitar caer en una espiral inflacionista y, a su vez, transmitir a la ciudadanía que todos los perceptores de rentas, de uno u otro tipo, compartimos de manera equitativa el coste de la inflación».

Por su parte, Valentín Pich ha insistido en la necesidad de llevar a cabo un pacto de rentas, pero «de gran alcance a la manera de lo que fueron los Pactos la Moncloa, con la participación del mundo político, económico y social».