• 28 de septiembre de 2022 9:17 PM

La pandemia incrementa en un 47% los trastornos de salud mental en los menores

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

La pandemia de la covid-19 ha provocado un incremento de hasta el 47% de los trastornos de salud mental en los menores, según aseguró este jueves el Grupo de Trabajo Multidisciplinar sobre Salud Mental en la Infancia y Adolescencia, que alertó de que los casos de ansiedad y depresión se multiplicaron por tres desde 2019.

Este grupo de trabajo destacó que, desde el inicio de la pandemia por covid-19, la salud mental de los niños y adolescentes en España «se ha deteriorado».

Antes de la pandemia ya se estimaba que en torno al 10% de los niños y al 20% de los adolescentes sufría trastornos mentales, con consecuencias que se pueden prolongar a lo largo de toda su vida. En la actualidad, los adolescentes presentan más ansiedad, síntomas depresivos, autolesiones y conductas suicidas.

Así lo constató el Grupo de Trabajo Multidisciplinar sobre Salud Mental en la Infancia y Adolescencia, del que forman parte la Sociedad de Psiquiatría Infantil (SPI), dependiente de la Asociación Española de Pediatría; la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP) y la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap).

El trabajo de este grupo también contó con el aval de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia (SEMA) y de la Sociedad de Pediatría Social (SPS). Con motivo del Día Mundial de la Salud, que se celebra este jueves, reclamaron a las autoridades un aumento de los recursos para atender la salud mental de niños y jóvenes, tanto a nivel hospitalario como en Atención Primaria.

URGENCIAS Y ATENCIÓN PRIMARIA

Los servicios de urgencias pediátricas (SUP) y los centros de atención primaria observaron, en los primeros meses de la pandemia, una importante disminución (entre el 30 y el 40%) del volumen asistencial global.

Pero a esta primera fase le siguió un incremento de hasta un 47% en los trastornos de salud mental de los niños, y hasta un 59% en los comportamientos suicidas, comparando con los datos de 2019. Durante el año 2020, se suicidaron en España 14 niños menores de 15 años, el doble que el año anterior, y entre los jóvenes de 15 a 29 años el suicidio es ya la segunda causa de fallecimiento, solo superada por los tumores malignos.

Estudios realizados por diversas ONG (UNICEF, Fundación ANAR o Save the Children) alertaron también del impacto de la pandemia. Se estima que los trastornos de ansiedad o depresivos casi se han cuadruplicado (de 1,1% al 4%), así como el diagnóstico de trastornos por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y otros trastornos de conducta (de 2,5% a 7%).

SINTOMATOLOGÍA PSICOSOMÁTICA

Del mismo modo, se observó un incremento de la sintomatología psicosomática en los pacientes pediátricos, muchos en relación con la preocupación acerca de la infección por el SARS-COV-2. Asimismo, los trastornos de la conducta alimentaria son más frecuentes y graves que antes de la pandemia.

La presidenta de la SPI y portavoz del Grupo de Trabajo Multidisciplinar sobre Salud Mental en la Infancia y Adolescencia, la doctora Azucena Díez, señaló como factores precipitantes el confinamiento domiciliario de hace dos años y las posteriores medidas de restricción, que afectaron «especialmente a una población tan vulnerable como la infancia y la adolescencia».

A esto añadió que «la interrupción de las rutinas y las restricciones sociales se han asociado al uso excesivo de tecnologías y limitación de la actividad física. Además, algunos niños y adolescentes ya estaban expuestos a situaciones de pobreza, abuso o violencia que empeoraron con la pandemia».