• 3 de diciembre de 2022 12:50 PM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

Europa defiende que la Ley de Servicios Digitales crea «nuevas y exhaustivas obligaciones» para las plataformas en línea

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

La Comisión Europea defendió este miércoles que la Ley de Servicios Digitales, que entró en vigor hoy, crea «nuevas y exhaustivas obligaciones» para que las plataformas «reduzcan los daños y contrarresten los riesgos en línea» y representa un conjunto «determinante» de normas para articular un entorno en línea «más seguro y responsable».

Así lo aseveró en un comunicado en el que recordó que la nueva norma se aplica a «todos los servicios digitales que conectan a los consumidores con bienes, servicios o contenidos», introduce una «robusta protección» de los derechos de los usuarios en línea y «coloca a las plataformas digitales en un nuevo marco único de transparencia y responsabilidad».

La ley incluye nuevas responsabilidades para «limitar» la difusión de contenidos y productos «ilícitos» en línea, así como para «aumentar» la «protección» de los menores y ofrecer a los usuarios «más posibilidades de elección y mejor información».

Todos los intermediarios en línea tendrán que «cumplir, respetar y adecuarse» a nuevas obligaciones de transparencia «de amplio alcance» para «aumentar la rendición de cuentas y la supervisión», si bien se introduce un régimen especial para las plataformas o motores de búsqueda con más de 45 millones de usuarios, que estarán sujetos a obligaciones «adicionales».

Estas obligaciones incluyen evaluaciones anuales de los riesgos de «perjuicio» de sus servicios en línea, por ejemplo, en relación con la exposición a productos o contenidos ilícitos o la difusión de desinformación, así como una auditoría independiente de sus servicios y de sus medidas de reducción de riesgos.

DERECHOS FUNDAMENTALES

Según la Comisión, las nuevas normas «protegen» también los derechos fundamentales de los usuarios en la UE en el entorno en línea y, para proteger la libertad de expresión, limitarán las decisiones «arbitrarias» de moderación de contenidos por parte de las plataformas, además de ofrecer «nuevas vías» para que los usuarios «actúen con conocimiento de causa cuando se modere su contenido».

Además, las plataformas y los motores de búsqueda en línea de muy gran tamaño tendrán que llevar a cabo una evaluación «exhaustiva» de los «riesgos» para los derechos fundamentales, como, por ejemplo, la libertad de expresión, la protección de los datos personales y la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación en línea, así como los derechos del niño.

La Comisión tendrá competencias para supervisar directamente las plataformas y los motores de búsqueda en línea de muy gran tamaño y cada Estado miembro tendrá que designar un coordinador de servicios digitales, que supervisará a otras entidades incluidas en el ámbito de aplicación de la Ley de Servicios Digitales, así como a las plataformas y motores de búsqueda en línea de muy gran tamaño para determinadas cuestiones.

Tras defender que la Ley de Servicios Digitales es una herramienta reguladora «pionera a escala mundial» que establece «una referencia internacional para un enfoque regulador de los intermediarios en línea», la Comisión agregó que está concebida como un conjunto «uniforme de normas de la UE» y ofrecerá «nuevas protecciones a los usuarios y seguridad jurídica a las empresas en todo el mercado único».

ENTRADA EN VIGOR

Una vez en vigor, las plataformas en línea disponen ahora de tres meses para comunicar el número de usuarios finales activos en sus sitios web y, sobre la base de estos números de usuario, la Comisión evaluará si una plataforma debe ser designada como plataforma o motor de búsqueda en línea de muy gran tamaño.

Si es designada como tal, la entidad en cuestión dispondrá de cuatro meses para cumplir las obligaciones derivadas de la Ley de Servicios Digitales, incluida la realización del primer ejercicio anual de evaluación de riesgos y su comunicación a la Comisión.

A este respecto, la vicepresidenta ejecutiva responsable de Una Europa Adaptada a la Era Digital, Margrethe Vestager, puntualizó que se trata de una «legislación clara», que será plenamente aplicable a partir del 17 de febrero de 2024, y se mostró convencida de la necesidad de «garantizar» que las plataformas «estén a la altura de sus responsabilidades» a la hora de reducir la cantidad de contenidos ilícitos y «limitar otros perjuicios en línea, así como de proteger los derechos fundamentales y la seguridad de los usuarios».

En el mismo sentido, el comisario responsable de Mercado Interior, Thierry Breton, aseveró que las nuevas normas «marcan el comienzo de una nueva era» y advirtió de que «se verán respaldadas por una estricta supervisión y ejecución», con multas de hasta el 6% del volumen de negocios mundial de la compañía en caso de incumplimiento e incluso la prohibición de operar en el mercado único de la UE ante «reiteradas infracciones graves».