• 8 de junio de 2023 1:42 AM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

España debería tener 2,1 millones de personas menos en riesgo de pobreza o exclusión para cumplir con la Agenda 2030

– La desigualdad constata una brecha entre el norte y el sur del país

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

España cuenta actualmente con un total de 12,3 millones de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social, una cifra que supone un retraso de 2,1 millones de individuos en esta situación si pretende cumplir con el compromiso que adquirió al suscribir la Agenda 2030 de tener como máximo a 6,6 millones viviendo esta realidad al final de la presente década.

Esta fue una de las principales conclusiones de la presentación del informe ‘El Estado de la Pobreza en las Comunidades Autónomas’, elaborado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza (EAPN-ES), en un acto que tuvo lugar este lunes en la madrileña sede de la Fundación ONCE y que contó con la participación del presidente de la EAPN, Carlos Susías, y de su responsable de investigación, Juan Carlos Llano.

En su intervención, Carlos Susías reseñó la importancia de presentar este informe coincidiendo con la celebración de la campaña de las elecciones municipales y autonómicas del 28-M para introducir en ésta la discusión sobre las políticas que hagan posible combatir la pobreza, la vulnerabilidad y la exclusión en los próximos años.

Un total de 12,3 millones de personas (el 26% de la población) se encuentran actualmente en riesgo de pobreza y/o exclusión social en España, 800.000 individuos menos que en 2021, siendo Navarra (14,5%), País Vasco (15,7%) y Aragón (19,1%) los territorios que presentan los guarismos más bajos, mientras que Melilla (41,3%), Ceuta (40,2%) y Extremadura (36,9%) ocupan el ‘farolillo rojo’.

A pesar de esa mejora, los datos siguen siendo insuficientes para que el país cumpla con el objetivo previsto en la Agenda 2030, que establece que ese año se haya reducido «al menos a la mitad la proporción de hombres, mujeres y niños de todas las edades que viven en la pobreza en todas sus dimensiones con arreglo a las definiciones nacionales». En el caso de España, ello se traduce en que en 2030 debería haber como máximo alrededor de 6,6 millones de personas en esta situación.

Teniendo en cuenta que este año debería haber 10,2 millones de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social -en lugar de los 12,3 millones actuales-, el país lleva un retraso de 2,1 millones de personas para cumplir su objetivo en 2030.

Por su parte, un total de 9,7 millones de personas (el 20,4% de la población) se encuentra en riesgo de pobreza, 562.000 menos que en 2021, una cifra inédita desde 2009; mientras que 4,2 millones (el 8,9% de los españoles) vive en una situación de pobreza severa, algo nunca visto desde 2009.

Estas cifras ponen de manifiesto, según Carlos Susías, que se ha producido una recuperación «más intensa» de la crisis socioeconómica provocada por la pandemia que la producida por la crisis financiera de 2010 como consecuencia del «escudo social» desarrollado por el Gobierno y las comunidades autónomas con el patrocinio de la UE.

Sin embargo, persiste una brecha entre el norte y el sur del país que se observa si se desgranan detalladamente los datos de pobreza y desigualdad. Así, el 25% de los españoles se encuentran en situación de pobreza y/o exclusión social en el norte de España y el 33,1% en el sur; el 15,3% está en pobreza en el norte y el 27,1% en el sur; y el 6,2% sufre privación material y social severa en el norte y el 9,8% en el sur.

Por otro lado, el umbral de pobreza nacional es de 10.088 euros en España, siendo el guarismo más elevado en el País Vasco (12.983 euros) y el más bajo en Extremadura (7.653 euros).

Del mismo modo, la renta media por persona se encuentra en 13.008 euros, siendo la cifra más alta en el País Vasco (16.427 euros) y la más baja en Extremadura (10.133 euros).