• 9 de agosto de 2022 10:47 AM

DKV explora nuevas alianzas con la banca y no ve a España un país «muy favorable» para compras

– Prevé facturar 1.000 millones de euros en 2025

VÍDEO: los clientes de Servimedia disponen de imágenes y sonido de estas declaraciones en el enlace https://servimedia.tv/JosepSantacreuDKV

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

El consejero delegado de DKV, Josep Santacreu, avanzó que la compañía está explorando nuevas alianzas con «algún banco, alguna aseguradora», con alguna compañía de base tecnológica del sector o ‘insurtech’ y de distribución. Mientras, de cara a crecer con compras, consideró que España no es un país «muy favorable» para el grupo.

En una entrevista con Servimedia, Santacreu confirmó «conversaciones» con dichos sectores para ampliar sus alianzas tras detectar que están «infrarrepresentados» en acuerdos con la banca en comparación con otras compañías y que ahí tienen «una debilidad».

No obstante, a pesar de eso destacó el crecimiento «muy robusto» de DKV, «el doble que el mercado». La aseguradora cerró 2021 con 793 millones de euros en facturación, un 8% más que en 2021, y un beneficio neto de 45 millones, superior a los 42 millones del año anterior.

Santacreu indicó que prevén alcanzar los 1.000 millones de facturación en 2025 y en este año «estamos por encima de los 800 millones» a pesar del impacto por la desinversión en Marina Salud. DKV vendió a Ribera Salud su participación del 65% en Marina Salud, concesionaria del Hospital de Dénia, en agosto del año pasado. El proyecto «se iba extinguiendo» y «ya no era una prioridad ni un camino de futuro» para la aseguradora alemana, además de que la rentabilidad era «incierta», según justificó Santacreu.

Calificó de «buen momento» el que vive DKV y de «muy sólida» la situación de la compañía, aunque admitió preocupación por el contexto general derivado de la guerra en Ucrania y el repunte de la inflación que «nos afecta directamente».

Al ser preguntado por su apetito comprador en España, Santacreu manifestó que están «interesados en crecer comprando, pero las oportunidades son muy pocas». «España no es un sitio muy favorable» para DKV como grupo internacional que opera en otras geografías porque los precios «son muy altos» en comparación con otros países. Precisamente, apuntó que en Asia están ahora «muy activos», particularmente en India y en China.

En cualquier caso, subrayó que si surgiera una «gran oportunidad» en España estarían «encantados» de valorarla. La política en los países en los que están asentados de forma sólida es crecer también «inorgánicamente», con adquisiciones, y «éste es el mensaje para España», añadió.