• 29 de enero de 2023 10:56 AM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

Ciudadanos propone frenar el «borrado» de la sedición del Código Penal y mantener el delito de desórdenes públicos como está

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

Ciudadanos registró este viernes en el Congreso de los Diputados diferentes enmiendas al articulado de la reforma del Código Penal con el objetivo de frenar «el borrado» de la sedición que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «ha pactado con el separatismo» y mantener el delito de desórdenes públicos «con su redacción actual».

El partido de Inés Arrimadas apuesta en sus enmiendas por suprimir la eliminación del delito a la sedición porque «proteger la aplicación de las leyes democráticas es una garantía de respeto a los derechos y libertades de 47 millones de españoles», así como por recuperar la tipificación del delito por la convocatoria de referéndum ilegal para las autoridades que lo convoquen.

También recuerda que las democracias occidentales homologables a la española recogen este delito con penas similares. «Lo que no ocurre en ningún otro país es que el Código Penal pueda reformarse a medida de delincuentes condenados por sedición, que además amenazan con volver a cometer un delito que pretende borrarse», añade el partido.

Asimismo, aboga por que los «huidos de la Justicia» no puedan beneficiarse para la prescripción de la pena del tiempo que pasen «fugados». Es decir, los que fueron condenados por hechos similares a los de 2017 tendrán suspendido el plazo de prescripción de su pena durante el tiempo que permanezcan huidos.

Con esta enmienda, los hechos sucedidos en otoño de 2017 en Cataluña serían constitutivos de delito de rebelión y, en consecuencia, «los golpistas condenados tendrán hoy una condena superior, y no inferior, como pretende el Gobierno». Además, se agravarían los tipos penales, incluida la malversación.

Además, con esta nueva redacción que propone Ciudadanos, los «golpistas» no podrían ser indultados, ya que se incluye para los delitos cometidos por los líderes separatistas en 2017 (sedición y malversación), así como para la eventual rebelión, la prohibición del indulto cuando no lo solicite el tribunal sentenciador.

«Los gobiernos no pueden enmendar sentencias judiciales por la puerta de atrás con indultos arbitrarios», apunta el partido de Arrimadas, al tiempo que añade que esta mención «negro sobre blanco» en el Código Penal es una «garantía adicional». Además, ningún político condenado por delitos de corrupción podrá solicitar el indulto al margen del tribunal sentenciador.