• 28 de mayo de 2024 1:14 PM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

Cerca de la mitad de españoles ha encontrado dificultades para utilizar su medio de pago preferido, según Minsait

– Un 77% utiliza efectivo semanalmente y un 48% realiza pagos inmediatos

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

Un 43% de los españoles ha encontrado dificultades a la hora de pagar con su medio de pago preferido a pesar del impulso de las nuevas posibilidades de pago tras la pandemia y de que más del 90% de la población bancarizada española recurre a ellos de forma habitual.

Es la principal conclusión del XII Informe de Medios de Pago de Minsait Payments, realizado con la colaboración de Analistas Financieros Internacionales (AFI), ofrece una visión global y evolutiva de las tendencias de medios de pago a partir de las opiniones de más de 100 directivos y de las encuestas a 7.200 internautas bancarizados de España, Italia, Portugal, Reino Unido y Latinoamérica.

Según datos del informe, el 86% de los españoles posee una tarjeta de débito, seguido del 59% que posee una tarjeta de crédito y el 26% de prepago. El dato novedoso es que, en España, el 33% de las tarjetas son virtuales, superando en nueve puntos porcentuales la media europea (24%).

Por su parte, el 42% de los españoles ya ha pagado acercando el teléfono móvil al terminal de cobro, seguido de la modalidad de pago vía ‘app’ (29%), los links de pago vía ‘sms’ (18%) y el pago con QR (13%).

Minsait apunta que el contexto del gasto en España tiene una «importancia decisiva» en la elección del medio de pago preferido. Así, el pago en efectivo (31%) y el pago con tarjeta de débito (34%) rivalizan como los medios de pagos presenciales preferidos entre los bancarizados con espacios en los que el efectivo aún está bien posicionado, especialmente en compras de pequeño importe en comercios (40%), en gastos compartidos (33%), en compras a particulares (40%) y en transporte y movilidad (41%).

Quizás también te interese:  Bruselas avala los presupuestos de España pero pide centrar las medidas energéticas en hogares y empresas vulnerables

De esta manera, el efectivo sigue utilizándose semanalmente por el 77% de los españoles, seguido de la tarjeta de débito (62%), las transferencias inmediatas entre particulares y comercios (40%) y las tarjetas de crédito (31%).

El informe apunta que en el entono digital la relevancia de la tarjeta de débito física como medio de pago ‘online’ favorito se mantiene en España y Reino Unido, mientras que modalidades de pago emergentes, como BNPL (‘buy now’, ‘pay later’) o las criptomonedas, apenas son el medio de pago preferido para «una minoría».

Por su parte, el entorno de pagos recurrentes y periódicos –suscripciones, recibos y facturas, impuestos y tasas, y envío de remesas– se sigue haciendo desde cuenta corriente.

El estudio destaca además que el 48% de los españoles ha realizado en la última semana pagos inmediatos, aquellos que permiten enviar o recibir dinero entre particulares en cualquier momento y en cuestión de segundos, así como pagar en determinados comercios. Minsait subraya que su uso irá aumentando a medida que se vaya incorporando cohortes de población joven. Entre los menores de 35 años, el porcentaje de los que prefieren pagar por aplicaciones de transferencias inmediatas prácticamente triplica al de los mayores de 55 años.

El director general de Minsait Payments, Javier Rey, señaló que «a partir de 2020, la pandemia multiplicó el ritmo de crecimiento de los pagos digitales. Su uso se ha generalizado entre las generaciones más jóvenes, pero es también común entre casi la mitad de la población. Ahora son los comercios y establecimientos los que tienen que correr, porque no todos han adaptado sus medios de pago al comportamiento del comprador/pagador. Y esto puede tener un efecto disuasorio en el momento de compra».

Quizás también te interese:  Söderberg & Partners obtiene nuevo capital para su expansión en España

SOLUCIONES FINANCIERAS

En un contexto de auge de soluciones financieras y pagos digitales, el estudio destaca el impulso de las ‘fintech’. El 38% de los españoles opera frecuentemente con alguna de ellas y el 28% lo hace de manera ocasional. Las aplicaciones de transferencia de dinero y pagos, las de neobancos y banca digital, junto con las de planificación financiera y presupuestaria, son las más utilizadas.

No obstante, la banca tradicional mantiene su situación de predominio, ya que nueve de cada diez españoles la elige como primera opción a la hora de contratar nuevos servicios o productos financieros y de pago. El dato contrasta con otros países europeos donde prácticamente seis de cada diez de Reino Unido, Portugal e Italia lo consideraría como primera opción.

El informe apunta que uno de los productos financieros que más crece es el de las herramientas de agregación financiera. Según Minsait, este dato está justificado en España, pues al menos el 41% de los españoles declara disponer de varias cuentas bancarias con diferentes entidades financieras.