• 9 de agosto de 2022 10:16 AM

CaixaBank ve «probable» que el BCE acometa subidas de los tipos de interés «similares a las de hoy» en septiembre y octubre

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

CaixaBank Research, el servicio de estudios de la entidad, consideró este jueves «probable» que el Banco Central Europeo (BCE) realice subidas de tipos de interés «similares a las de hoy», de 50 puntos básicos, en septiembre y octubre.

Así lo pone de manifiesto el servicio de estudios en un análisis sobre la subida de tipos y el nuevo instrumento antifragmentación aprobado por el BCE.

CaixaBank considera que con las siguientes subidas de tipos «el BCE podría ganar cierto margen de maniobra en caso de que los riesgos sobre el escenario se acabaran materializando y fuese necesario relajar la política monetaria en el medio plazo».

Con la subida de hoy, los tipos salen de terreno negativo al situarse la facilidad de depósitos en el 0%, sobre las operaciones de refinanciación en el 0,5% y sobre la facilidad marginal de crédito en el 0,75%.

En cuanto a la nueva herramienta antifragmentación, el BCE podrá adquirir deuda pública en los mercados secundarios con vencimientos pendientes de entre uno y diez años. En caso de decidirlo, se podrá adquirir también deuda privada.

El volumen del programa no está limitado y el Consejo de Gobierno del banco central decidirá en qué momentos realizar las compras de activos. Estas se producirían en momentos donde la prima de riesgo del país o países en cuestión aumente de forma no justificada.

La elegibilidad de los países dependerá de no estar sujeto a un procedimiento de déficit excesivo o, estándolo, no haber ignorado las recomendaciones del Consejo Europeo para corregirlo (las reglas fiscales están actualmente en suspenso); no estar sujeto a un procedimiento de desequilibrios macro excesivos o, estándolo, no haber ignorado recomendaciones; tener una valoración positiva de la sostenibilidad de la deuda pública por parte de la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y el propio BCE, y cumplir con los compromisos de los fondos europeos y las recomendaciones específicas de la Comisión Europea bajo el semestre europeo.