• 25 de julio de 2024 2:20 AM

    Hunter Magazine

    Noticias de actualidad y tendencias

    Sólo 5% de la población tiene un comportamiento ‘rojo puro’, el color de los líderes naturales

    MADRID, 11 (SERVIMEDIA)

    Solamente un escaso 5% de las personas tiene un comportamiento denominado ‘rojo puro’, el color de los líderes naturales, según el experto en comportamiento humano Thomas Erikson, quien presentó este lunes el libro ‘Rodeados de idiotas’, un manual para aprender a reconocer y entender los comportamientos de las personas y mejorar los propios.

    El autor sueco quiere que todo el mundo pueda conocerse a sí mismo y especialmente a los demás, con el ambicioso objetivo de que «dejemos de parecer estar rodeados de idiotas». Para ello, propone aplicar en cualquier ámbito el llamado perfil DISC, un método muy conocido en el mundo empresarial y que se basa en aplicar diferentes colores a los diversos rasgos del comportamiento humano.

    Se basa en los principios recogidos en el tratado ‘Emotions of normal people’, escrito en 1928 por el psicólogo William Moulton Marston, también inventor del detector de mentiras.

    DISC, que cuenta con 50 millones de análisis, es un acrónimo de las siglas en inglés que corresponden a los conceptos: Dominante, Influencia, Estabilidad y Respeto a las reglas. De él se extraen cuatro colores básicos, que identifican rasgos muy acusados del carácter de una persona y que se presentan normalmente mezclados en muy diversas proporciones: rojo (enérgico), amarillo (hablador), verde (paciente) y azul (sistemático).

    COMPORTAMIENTO EN COLORES

    El propio Erikson predica con el ejemplo y revela a Servimedia cuáles son los colores de su comportamiento, tras autoanalizarse durante décadas. «Yo tengo una parte muy importante de rojo y azul, pero también poseo bastante amarillo. Por lo tanto, cuando tengo que dar una conferencia o estoy delante de 50.000 personas para lograr inspirarlas, ahí sacó mi parte amarilla, pero no tengo nada de verde, por desgracia».

    Quizás también te interese:  Peluquerías para hombres que redefinen el arte del cuidado personal

    Por ello, el especialista en comportamiento ha desarrollado las ‘habilidades verdes’, que consisten básicamente en saber escuchar a los demás o intentar ser paciente y servicial. El autor destaca que «no se puede ir contra los colores naturales, pero sí pueden realizarse cambios para mejorar la percepción que los demás tienen de uno mismo».

    También ha ‘cambiado el porcentaje’ de uno de sus colores. «Era demasiado amarillo de joven: no escuchaba y hablaba demasiado, lo que significaba que metía la pata muchas veces. Pregunté a las personas de mi entorno y me dijeron que no me prestaban atención debido a ello, por lo que decidí hablar menos y mejor».

    Añade que sigue estudiándose y aprendiendo desde hace 30 años, pero insiste en que «no hay una mezcla perfecta de colores en el comportamiento humano».

    QUÉ ES SER ‘ROJO’

    Identificar los colores de los demás también le sirve como herramienta en su círculo cercano. Por ejemplo, conocer que el comportamiento de su mujer, que vive con él en Estocolmo, es de color ‘rojo puro’, le ha ayudado a comprenderla. «Aunque ahora es autora, ha sido durante años CEO de una compañía farmacéutica».

    «Según se va escalando en una organización es cuando se encuentran más personalidades ‘rojas puras’, porque pertenecen a los mejores líderes, los que pueden meter más codazos para llegar arriba», recalca.

    Tampoco se puede adquirir un ‘color puro’ sin tener cualidades netas para ello de nacimiento. «No puede ser rojo, si no eres rojo. Puedes actuar como rojo en algunas situaciones en las tienes que tomar decisiones más rápidas o ser más más claro, pero todo ello hay que practicarlo».

    Quizás también te interese:  España es cuarto país de la UE que menos impuestos ambientales recauda

    Por todo ello, Erickson mantiene que DISC puede trasladarse a los hogares, los matrimonios y a la relación con los amigos. «El tema de la comunicación y como la gestionamos es fundamental cuando estamos hablando de relaciones interpersonales en cualquier ámbito».

    Para saber cómo identificar a las personas más «incapaces», Erikson aconseja desconfiar de las personas que creen que siempre tienen razón, ya que «posiblemente esos son los auténticos idiotas». El experto resume en una frase: «Aunque el otro tenga razón, eso no significa que yo me equivoque».

    COMPORTAMIENTO DE HOMBRES Y MUJERES

    En cuanto al comportamiento según el sexo, para Erikson los hombres son más ‘rojos’ y ‘azules’ que las mujeres, y éstas son más ‘amarillas’ y ‘verdes’ que los hombres. «Hay mucha investigación que confirma esto. Se estima que los hombres están más orientados a la tarea y las mujeres trabajan mejor las relaciones personales, lo que no significa que sea bueno o malo, se trata simplemente de diferencias».

    Pero tampoco cree en los llamados techos de cristal que taponan el ascenso social empresarial de las mujeres, por su experiencia vivida en Suecia. «Los hombres son más peleones a veces incluso mezquinos, pero también hay mujeres que son muy competitivas y capaces de todo».

    Ilustra su afirmación con ejemplos de tu tierra natal. «En Suecia tenemos muchos ejemplos de mujeres poderosas a la cabeza absoluta de una empresa. De cada diez líderes de partidos políticos, seis o siete son mujeres, y muchas de ellas han llegado al Gobierno simplemente porque lo han hecho mejor que los hombres».

    Además, destacó que a la cima de las empresas «no llegan todos los hombres, sólo los más duros», por lo que piensa que el ascenso «no es una cuestión de género». El experto concluye diciendo que al hablar del comportamiento de las personas es clave recordar que «no puedes cambiar a otra persona, pero tú sí puedes cambiarte a ti mismo».

    Quizás también te interese:  El Cermi impartirá formación en línea sobre requerimientos éticos en los algoritmos de Inteligencia Artificial