• 19 de abril de 2024 4:28 AM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

Seis de cada 10 españoles pagarían más por un producto sostenible y el 90% tendría en cuenta la eficiencia al comprar una casa

– Según la tercera edición del Estudio de Consumo y Sostenibilidad del Observatorio Cetelem

MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

Seis de cada 10 españoles pagarían más por adquirir un producto sostenible y el 90% tendría en cuenta la eficiencia energética a la hora de comprar una vivienda.

Estas son algunas de las conclusiones de la tercera edición del Estudio de Consumo y Sostenibilidad del Observatorio Cetelem, centrada en aspectos como la economía circular, la transición energética y la movilidad sostenible y que fue publicada este jueves a partir de los resultados de 2.200 encuestas, según precisó el Observatorio en un comunicado.

El estudio también desvela que la mitad de los españoles asegura «tener en cuenta» la sostenibilidad en sus compras de productos o contrataciones de servicios, mientras que seis de cada 10 estarían dispuestos a pagar más por un producto «más sostenible», un porcentaje que disminuye dos puntos respecto al año pasado.

Asimismo, el gasto medio de los hogares en eficiencia energética asciende a 2.816 euros, un 12% más respecto a 2022, y un 21% de los españoles tienen instaladas en sus hogares tecnología termosolar, placas solares o mejoras relacionadas con la domótica.

La «principal motivación» para comprar este tipo de tecnologías y mejoras en la eficiencia energética es el ahorro en la factura mensual de energía (59%), mientras el «elevado» precio de esta inversión es el «principal impedimento» para instalarla en sus hogares para un 49% de los encuestados.

Los productos «más adquiridos» a este respecto son los electrodomésticos con etiqueta energética (41%), los sistemas de iluminación LED (34%) y los sistemas de aislamiento térmico y ventanas de alta eficiencia (27%).

Quizás también te interese:  El 21,6 % de la población madrileña está en riesgo de pobreza o exclusión social

Preguntados sobre si, en general, gastan más o menos que antes en consumo, un 14% de encuestados respondió que consume más, frente al 56% que consume lo mismo, cinco puntos menos respecto a 2022; y un 30%, que realiza un menor consumo, cinco puntos más que en el ejercicio anterior.

De entre aquellos que afirmaron realizar un menor gasto, la mitad lo atribuyeron a que su situación económica «no se lo permite», 16 puntos más frente a 2022, y un 58% explicó que es porque le «preocupa» el impacto medioambiental (siete puntos menos).

ECONOMÍA CIRCULAR

Junto a ello, un 63% de consultados reconoció que «ha oído a hablar» del concepto economía circular y un 57% estimó que «ayuda» a «preservar» el medio ambiente y los recursos naturales.

En este sentido, un 51% recicla más que hace tres años, frente al 45% que recicla igual y el 4% que lo hace en menor medida; un 50% reduce más sus residuos, frente al 45% que no ha variado en este hábito y el 5% que reduce menos; y un 49% reutiliza más productos, frente al 46% que reutiliza igual y el 5% que lo hace menos.

Además, el 27% compra artículos de segunda mano una vez al mes, tres puntos porcentuales más respecto al año anterior, y un 43% admitió hacerlo «alguna vez al año», un punto menos respecto a 2022. Los productos de este tipo más adquiridos fueron libros (51%), muebles (39%) y ropa y calzado (34%).

Para ocho de cada 10 consumidores los índices de reparabilidad de los productos «son muy importantes» y siete de cada 10 «estaría dispuesto a pagar más por productos que los incluyesen».

Quizás también te interese:  La pérdida de habilidades de comunicación de los adolescentes por abuso de pantallas agrava la salud mental

MOVILIDAD SOSTENIBLE

Por lo demás, la movilidad sostenible en su día a día es «muy importante» para siete de cada 10 consumidores, así como las acciones de las ciudades para «mejorarla». Por esta razón, dos de cada cinco se ha planteado cambiar su vehículo de combustión privado por «alternativas de movilidad más sostenibles».

El 56% lo haría en transporte público, cuatro puntos más respecto a 2022, seguido de un 35% que lo haría en bicicleta; un 28%, en coche o moto eléctrica y un 19%, en patinete eléctrico. Así, uno de cada cuatro tiene intención de comprar un patinete o una bicicleta en el próximo año y siete de cada 10 estaría dispuesto a que dicha bicicleta o patinete fuera de segunda mano, mientras tres de cada 10 dejaría de tener un coche en propiedad para sustituirlo por el uso de servicios de ‘carsharing’.