• 14 de abril de 2024 7:21 PM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

Reclaman un criterio único de vacunación contra la rabia en perros para toda España

– La Real Sociedad Canina propone una ley estatal con posibles subvenciones a las vacunas

– Mañana se celebra el Día Internacional contra la Rabia

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

La Real Sociedad Canina de España (RSCE) propuso este miércoles a las autoridades médicas competentes que se armonicen los criterios de vacunación contra la rabia en perros en toda España, puesto que esta enfermedad, pese a considerarse erradicada, sigue siendo «un potencial peligro» que se puede evitar con una correcta pauta para administrar vacunas.

La RSCE hizo esta consideración con motivo del Día Mundial contra la Rabia, que se celebra este jueves. Se trata de una enfermedad infecciosa que afecta directamente al sistema nervioso central de los perros y puede contagiarse a humanos a través de la saliva o los mordiscos.

Las comunidades autónomas deciden actualmente su estrategia de vacunación frente a la rabia, lo cual es obligatorio en la mayoría. Galicia es el único territorio donde no hay imperativo legal. En Asturias y País Vasco, la obligatoriedad de la vacuna contra la rabia es de reciente implantación. Y en Cataluña aún se encuentra en trámites legislativos.

Lejos de haber unos plazos homologables al conjunto del territorio español, cada comunidad autónoma cuenta con sus propios requisitos. Así, en Madrid, Murcia, Extremadura, Aragón, Castilla y León y los archipiélagos solamente se pide la primovacunación (entre los tres y cuatro meses de vida) de una dosis, reforzada con revacunación anual.

En otras, como Castilla-La Mancha y Andalucía, la primera vacunación contempla dos dosis con 21 días de diferencia, aparte del refuerzo anual obligatorio. Esto también ocurre en Ceuta y Melilla, los lugares con mayor riesgo de rabia para los perros por su cercanía a Marruecos. En La Rioja y Navarra se cumple la misma obligación, pero con una vacuna de refuerzo cada dos años, en lugar de uno.

Quizás también te interese:  España y Portugal acuerdan la puesta en marcha de un centro de formación de la economía social

AYUDAS

La RSCE, respaldada por criterios veterinarios de consenso internacional, consideró que se debería obligar a hacer una primera vacunación temprana en toda España, reforzada por una vacunación cada uno o dos años dependiendo de las necesidades de cada perro. «Esta sería la opción más económica y también la más viable desde un punto de vista médico», indicó.

También propuso una ley estatal en esta materia que incluya subvenciones o ayudas indirectas para sufragar el elevado coste económico de las vacunas. Actualmente, cada vacuna antirrábica cuesta entre 30 y 70 euros, e incluso llega a 100 si se trata de una polivalente.

Para el presidente de la RSCE, José Miguel Doval, la armonización de esos criterios es «una cuestión sanitaria por encima de otras consideraciones políticas y administrativas, por lo que resulta clave reforzar la coordinación normativa en todo el país».