• 26 de junio de 2022 8:03 AM

Miguel Hernán reclama una Agencia de Salud Pública «con un buen manejo de datos para que sea la mejor arma en futuras pandemias»

MADRID, 08 (SERVIMEDIA)

El profesor Miguel Hernán, director del CausaLab y catedrático de Epidemiología y Bioestadística de la Universidad de Harvard en Estados Unidos, reclamó este miércoles en el Foro de la Nueva Economía la creación de una Agencia de Salud Pública que contenga «un buen manejo de datos para hacer frente a futuras pandemias».

Así lo puntualizó en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid, donde el profesor Hernán fue presentado por la rectora de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), Amaya Mendikoetxea, quien anunció que tanto él como su mujer, la también epidemióloga en la Universidad de Harvard, la doctora Sonia Hernández, recibirán este viernes uno de los premios Alumni 2022 «nominados por la Facultad de Medicina de nuestra Universidad».

Durante su intervención, el profesor Hernán subrayó que para hacer frente a futuras pandemias «se necesita una Agencia de Salud Pública y datos y, aún mejor, ambos. Si en marzo de 2020 hubiera existido una Agencia de Salud Pública habríamos tenido datos reales de casos reales, con lo que hubiéramos tomado decisiones antes porque, en ese momento, España era uno de los países con el nivel más alto de transmisión de SARS-CoV-2».

Sin embargo, advirtió de que «la siguiente crisis de salud pública será totalmente distinta. Quizás tengamos una crisis que afecte solo a los niños o que esté provocada por productos químicos o cualquier otra causa. Lo cierto es que una futura crisis no se va a parecer a la pandemia de la covid-19».

Por lo tanto, destacó el profesor Hernán, hay que optimizar el sistema sanitario para que podamos hacer frente a las futuras crisis de salud pública.

SUPERPOTENCIA EN DATOS

A este respecto, destacó que «España es una superpotencia en datos de salud aunque no se sabe, tanto por la calidad de los mismos como por la cantidad de población. Nuestro único competidor es Reino Unido donde se usan datos de forma masiva para investigación y análisis de políticas de salud».

Por ello, se lamentó al afirmar que «las decisiones que adoptamos las hacemos en base a los datos de otros países cuando se podría conseguir que fueran esos otros países los que utilizarán los datos españoles. Un caso claro de esto es el de Israel».

Para conseguir este objetivo, el epidemiólogo apostó por la necesidad de crear una Agencia de Salud Pública potente, autónoma y que sea un interlocutor ante la Comisión Europea. Por el contrario, «si se crea una Agencia sin datos, sin ser un ente digital y de análisis, será una oportunidad perdida».

En cuanto al papel de las universidades en España, el profesor Miguel Hernán remarcó que «tienen un gran potencial en cuanto a los datos sanitarios». Sin embargo, puso el ejemplo de las universidades de Suecia y Dinamarca, que son grandes contribuyentes al conocimiento médico, lo que les da una gran reputación. En cambio, señaló, «los datos de estos dos países son de peor calidad que los de España pero existe un ecosistema de investigación en torno a esos datos que nosotros no tenemos».

Por lo tanto, «si en España, con los datos que hay, se pudieran crear estos ecosistemas de investigación, solo las universidades españolas serían unos actores muy importantes para que España se convirtiera en un foco de atracción de talento extranjero que podría usar datos en España y ahora van a Suecia y Dinamarca».