• 28 de enero de 2023 9:34 PM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

Los pacientes crónicos complejos precisan de un abordaje sanitario y social, interdisciplinar y coordinado que dé respuesta a sus necesidades

– Informe del Observatorio de la Atención al Paciente

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

Los pacientes crónicos complejos precisan de un abordaje sanitario y social, interdisciplinar y coordinado que dé respuesta a sus necesidades, según el último informe del Observatorio de la Atención al Paciente (OAP) , elaborado por la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), que analiza el modelo de atención sanitaria tradicional y propone retos y estrategias para su transformación.

El principal objetivo del OAP es profundizar en el abordaje de la cronicidad compleja en España y apuntar los retos en el acceso a la atención sanitaria y social de las personas con enfermedad crónica, con especial foco en las personas con enfermedad crónica compleja o frágiles.

Durante la presentación del Informe, la presidenta de la POP, Carina Escobar, afirmó que «en España Hay más de 21 millones de personas mayores de 15 años con enfermedades crónicas lo que significa un 54% de la población» y demandó un nuevo enfoque de la cronicidad. «Este nuevo enfoque requiere la detección temprana de la fragilidad y un sistema interdisciplinar y coordinado entre los centros sanitarios y sociales con un enfoque de equidad».

La edición de 2022 del Observatorio de la Atención al Paciente recoge los resultados de un sondeo a planificadores y gestores sanitarios de 16 comunidades autónomas y de la reflexión del Comité Asesor de la POP, integrado por sociedades científicas y colegios profesionales y autoridades sanitarias y sociales.

Por su parte, el director general de la POP, Pedro Carrascal, destacó que se han identificado 24 propuestas para promover la mejora del acceso a la atención sanitaria y social que se centran en la planificación, acceso al diagnóstico precoz, acceso a la atención sanitaria, acceso al tratamiento, innovación e investigación, continuidad asistencial y coordinación social y sanitaria.

De este modo, el documento pone el foco en que la reorientación del actual modelo de atención a la cronicidad requiere fundamentalmente la transformación digital del sistema, la estratificación de la población y el refuerzo de la atención primaria; la coordinación asistencial, la telemedicina y los sistemas de información representan los principales retos para garantizar la continuidad asistencial; y que la atención y tratamiento de la cronicidad debe garantizarse desde una perspectiva de acceso equitativo.

El informe aborda la necesidad de mejorar en la derivación de pacientes socialmente vulnerables de los sistemas sanitarios al social, teniendo en cuenta la estratificación de la población. Carrascal señaló tres niveles de estratificación (en función de la gravedad), «y el necesario refuerzo de la Atención Primaria (AP) para responder a las necesidades de las personas con enfermedad crónica».

En este sentido, el director señaló que «la población crónica compleja precisa de una mayor coordinación entre el sistema sanitario y social, así como una cartera de recursos sociales adaptados a los diferentes perfiles de pacientes».