• 28 de septiembre de 2022 9:20 PM

La OMS pide a las instituciones la «transformación la atención salud mental mundial»

– En 2019, casi mil millones de personas en el mundo vivían con un trastorno mental

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó este viernes la que calificó como su revisión más exhaustiva sobre la salud mental mundial en lo que va de siglo. El informe ofrece un modelo para Gobiernos, académicos, profesionales de la Salud y la sociedad civil para instar a las instituciones a la «transformación de la atención a salud mental mundial».

Según el informe, en 2019 casi mil millones de personas, incluido el 14% de los adolescentes del mundo, vivían con un trastorno mental.

El suicidio representó más de una de cada 100 muertes y el 58% de los suicidios ocurrieron antes de los 50 años. Pero el estudio revela, además, que «incluso antes de la pandemia de covid-19, solo una pequeña fracción de las personas necesitadas tenía acceso a una atención de salud mental eficaz, asequible y de calidad». Además, los trastornos mentales son la principal causa de discapacidad.

Las personas con problemas de salud mental graves mueren en promedio de 10 a 20 años antes que la población general, principalmente debido a enfermedades físicas prevenibles.

El director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, valoró así los resultados de esta investigación: «Una buena salud mental se traduce en una buena salud física y este nuevo informe presenta un caso convincente para el cambio. Los vínculos inextricables entre la salud mental y la salud pública, los derechos humanos y el desarrollo socioeconómico significan que la transformación de las políticas y prácticas en salud mental puede generar beneficios reales y sustanciales para las personas, las comunidades y los países de todo el mundo».

El informe insta a todos los países a acelerar la puesta en marcha del Plan de Acción Integral de Salud Mental 2013-2030. Por ejemplo, hace varias recomendaciones para los Gobiernos que se agrupan en tres pilares: cambiar las actitudes hacia la salud mental, abordar sus riesgos, y fortalecer los sistemas de atención para la salud mental.

Dévora Kestel, directora del Departamento de Salud Mental y Uso de Sustancias de la OMS, pidió un cambio de abordaje a las instituciones, «ya sea desarrollando políticas y leyes de salud mental más sólidas, cubriendo la salud mental en planes de seguros, desarrollando o fortaleciendo los servicios comunitarios de salud mental o integrando la salud mental en la atención médica general, las escuelas y las prisiones».

Los 194 Estados miembros de la OMS se han adherido al Plan de Acción Integral de Salud Mental 2013-2030, que los compromete con objetivos globales para transformar la salud mental.