• 29 de enero de 2023 10:17 AM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

La OIT avisa de que los hogares españoles con salarios más bajos afrontan dos puntos más de encarecimiento de la vida que las rentas más altas

– Subraya las medidas fiscales del Gobierno ante la crisis

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha destacado que las variaciones de precios entre 2021 y 2022 han producido un aumento del coste de vida de un 15% para los hogares españoles con salarios más bajos, mientras que para las rentas más elevadas este encarecimiento es del 13%.

Así se desprende del ‘Informe Mundial sobre Salarios 2022-2023: El impacto de la inflación y de la covid-19 en los salarios y el poder adquisitivo’ elaborado por la OIT, y en el que este organismo avisa de que «las múltiples crisis mundiales a las que nos enfrentamos han provocado un descenso de los salarios reales» en el mundo.

El estudio señala que, en contra de lo que sucede en España, por ejemplo, en Francia la diferencia entre el alza de precios que soportan los salarios más altos y más bajos es de solo tres décimas. Otros Estados como Suiza ven cómo los hogares que sufren más la inflación son los de rentas medias.

Por otro lado, el informe señala que los salarios mínimos son «un instrumento ampliamente utilizado en todo el mundo para proteger los ingresos y el poder adquisitivo» de los trabajadores con menos ingresos y sus familias.

Sin embargo, debido al efecto de la aceleración de la inflación de precios, los salarios mínimos han disminuido en términos reales en varios países, aun cuando los Gobiernos han aprobado incrementos. Este es el caso, por ejemplo, de Bulgaria, la República de Corea, España, Sri Lanka, el Reino Unido y los Estados Unidos, según la OIT.

TIPOS DE INTERÉS

El estudio también aborda el impacto que tiene la subida de los tipos de interés para las familias. Así, espera que el coste de financiación de los hogares siga aumentando, aunque ello servirá para frenar la inflación. No obstante, la política monetaria restrictiva podría generar «resultados adversos para ciertos segmentos de la población y desencadenar un período de recesión», según la OIT.

En este punto, el organismo pone como ejemplo a España como un país en el que se están incrementando las hipotecas, explicando que una hipoteca media se está encareciendo en más de 100 euros al mes. «Es probable que esto cause importantes problemas financieros a los hogares de bajos ingresos en un país donde el salario mínimo bruto es de 1167 euros al mes», indica el estudio.

Por último, la OIT destaca, de entre los países que están adoptando medidas fiscales para afrontar el coste de la crisis, a España, con el impuesto a las grandes fortunas, a las grandes energéticas y a la banca. Asimismo, subraya la reducción de los impuestos de la electricidad para los consumidores por parte del Gobierno español.