• 9 de agosto de 2022 9:36 AM

La necrópolis megalítica de Campo de Hockey (Cádiz) data de hace más de 6.000 años y es una de las más antiguas y «endogámicas» de la Península

-Según un estudio interdisciplinar liderado por la Universidad de Cádiz

MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

El yacimiento neolítico de Campo de Hockey, ubicado en San Fernando (Cádiz), data de hace más de 6.000 años, es una de las necrópolis megalíticas más antiguas de la Península Ibérica y estuvo en uso durante, «al menos», 300 años. Además, es uno de los casos documentados de «mayor endogamia» en la Prehistoria de la Península Ibérica.

Así lo confirma un estudio interdisciplinar publicado en la revista ‘Scientific Reports’, liderado por la Universidad de Cádiz y que también ha revelado que la «mayoría» de las tumbas eran «sencillas», a excepción de cuatro sepulturas que eran monumentales, según precisó este viernes en un comunicado la Universidad de Granada (UGR), que participa en la investigación a través de un equipo de su Laboratorio de Antropología.

Tras puntualizar que en este estudio «exhaustivo y completo» han participado casi una veintena de investigadores de estas dos universidades andaluzas, además de las de Almería, Jaén, Huelva y País Vasco así como de Alemania y Estados Unidos, la UGR explicó que se trata de un estudio multidisciplinar que aúna por primera vez en el yacimiento datos arqueométricos, arqueológicos, genéticos y antropológicos.

A través de una veintena de dataciones radiocarbónicas, la investigación permitió constatar que se trata de «una de las necrópolis más antiguas del megalitismo peninsular» y que las tumbas monumentales eran las más antiguas y en ellas se enterraron a individuos con ajuares considerados «de prestigio o exóticos» realizados en ámbar procedente de Sicilia, sillimanita, variscita y turquesa, lo que, según los investigadores, «demuestra la existencia de intercambio marítimo desde hace 4.000 años».

ENDOGAMIA

El estudio incluye «sorprendentes hallazgos» tras el análisis de ADN realizado a los restos esqueléticos de la necrópolis, que, según los expertos, ha podido «demostrar» que «algunos» individuos eran parientes de segundo y tercer grado y concluir que existió una «fuerte endogamia» en el seno de este grupo debido al «aislamiento o a factores culturales», siendo uno de los casos documentados de «mayor endogamia» en la Prehistoria de la Península Ibérica.

Los antropólogos de la Universidad de Granada detectaron un acceso «exclusivo» de los individuos varones a las tumbas «más monumentales» y la presencia de un «elevado número» de individuos «subadultos» que obtuvieron sepultura en la necrópolis, incluso de «muy corta edad», pero, a su entender, «acorde a lo que debió ser la mortalidad de la época».

En paralelo, el estudio ha permitido «evidenciar» que «muchos» de estos enterramientos infantiles se encuentran localizados junto a las tumbas más monumentales, lo que, según los expertos, «podría poner de manifiesto la existencia de lazos de parentesco, o bien que se inhumaron cerca de los sujetos más relevantes de la comunidad».