• 28 de mayo de 2024 1:13 PM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

La mitad de españoles cree que se retirarán viviendas del mercado del alquiler con la nueva ley

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

Un 51% de los españoles cree que una de las principales consecuencias de la Ley de Vivienda que entrará en vigor este viernes y regulará el precio de los alquileres será la retirada de viviendas del mercado de alquiles.

Así se desprende del estudio ‘Percepciones de la Ley de Vivienda’, elaborado por el Grupo Mutua Propietarios y publicado este jueves, día en el que la norma ha sido publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Mutua de Propietarios señaló que son «remarcables» las diferencias de opinión entre inquilinos y arrendadores, ya que son estos últimos quienes manifiestan que la Ley provocará una bajada del mantenimiento de las viviendas en alquiler por parte de los propietarios, lo que parece «una declaración de intenciones ante las medidas anunciadas».

En cambio, la consecuencia en la que menos creen los españoles es una ampliación del mercado de vivienda de alquiler social y asequible, un 44%.

En cuanto a la necesidad de la ley, más de la mitad de los españoles (el 54%) cree que es necesaria una normativa, pero el informe subraya que la edad, junto con el régimen de la vivienda, es uno de los principales factores para posicionarse a favor o en contra de la normativa.

De esta manera, los mayores y, en muchos casos, jubilados, son los principales detractores de la nueva ley, mientras que los jóvenes y quienes viven de alquiler son los que se muestran más favorables. Así, mientras que el 68% de los inquilinos ve necesaria la ley, este porcentaje se reduce a un 51% en el caso de los arrendadores.

Quizás también te interese:  Planas anuncia que se hará un examen jurídico sobre la modificación de los estatutos del Consejo de la Denominación de Origen Rioja

Examinando las medidas concretas de la normativa, las que mayor aprobación alcanzan son los beneficios fiscales a propietarios (66%); limitar las subidas del alquiler (64%) y proteger ante los desahucios (62%) y, la de menor acuerdo, el aumento de impuestos a las viviendas vacías (39%).