• 3 de diciembre de 2022 2:38 PM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

La Consejería de Sanidad asegura que «Madrid es ya una región cardioprotegida que aspira a más»

MADRID, 18 (SERVIMEDIA)

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, destacó este viernes que «Madrid es ya una región cardioprotegida que aspira a más y se está avanzando en proyectos, muy innovadores que ayudarán a afrontar con mayor preparación y capacidad este problema de salud de primera magnitud».

Durante su intervención en la inauguración del VII Congreso Nacional Contra la Muerte Súbita, Ruiz Escudero dijo que «la muerte súbita es una de las primeras causas de fallecimiento en el mundo» y añadió que «en la Comunidad de Madrid podemos estimar una cifra superior a los 4.000 casos al año y en torno a 1.500 son atendidos por los Servicios de Emergencias».

El consejero señaló que «estamos ante una cuestión con un gran impacto sanitario y social. Al tratarse de muertes inesperadas y repentinas en personas aparentemente sanas que, 24 horas antes del evento cardiaco, se encontraban bien».

Además, explicó que estos sucesos, en muchas ocasiones, se asocian al mundo del deporte por las exigencias que provoca esta actividad, el esfuerzo físico que conlleva, el aumento de la frecuencia cardiaca y la tensión arterial, así como al propio estrés emocional de la competición. Por eso, Ruiz Escudero consideró «vital que los deportistas profesionales y los amateurs se hagan reconocimientos médicos».

En este sentido, subrayó la necesidad de «que se aumente de forma continuada la presencia de desfibriladores, creando así un mayor número de espacios cardioprotegidos en lugares deportivos y en todas aquellas zonas en las que hay mucha concurrencia».

Ruiz Escudero aseguró que «llevamos muchos años apostando por la presencia obligatoria de desfibriladores en lugares públicos. Tenemos ya más de 8.000. Y queremos completar este despliegue, para que estén presentes en todos los núcleos de población.» Añadió que es «una medida en la que trabaja de manera activa el Servicio Madrileño de Salud, desde los diferentes ámbitos: hospitales, Atención Primaria y SUMMA 112.»

«Estamos apostando por la presencia de desfibriladores en todos los autobuses, urbanos e interurbanos; que estén también geolocalizados y que los conductores cuenten con formación para su uso, en caso necesario», manifestó.

Finalmente, incidió en que el Gobierno regional ha puesto en marcha numerosas medidas que buscan un objetivo común: «Perfeccionar la atención a quien sufre una parada cardiaca».