• 19 de abril de 2024 6:16 AM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

Feijóo recalca que prefiere «mirar a los ojos» a los españoles «desde la oposición» a un «desgobierno de la desigualdad»

– Avisa a Sánchez de que nadie le autorizó para «demoler el Estado de derecho»

– Deplora que «la indignidad amenaza con inundarlo todo» y promete a la Junta Directiva Nacional que el PP gobernará «ahora o pronto»

MADRID, 11 (SERVIMEDIA)

El líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, recalcó este lunes ante la plana mayor de su formación que prefiere «pagar el precio» de un ‘no’ a su investidura por haber defendido la «dignidad» de España y la igualdad entre españoles antes que «un ‘sí’ a un desgobierno de la desigualdad». «Prefiero que podamos mirar a los ojos a la gente desde la oposición a bajar la cabeza simplemente para entrar en La Moncloa», aseguró.

En su discurso ante la Junta Directiva Nacional del PP, Feijóo presumió de estar al frente de una formación que mantiene sus «principios, compromisos y programa» independientemente de la semana que sea. «Somos un partido de Estado, constitucionalista y somos el partido en el que los españoles pueden confiar», remarcó.

En este sentido, afirmó con vehemencia que «siempre merece la pena elegir el camino de la libertad» y todavía más «cuando está en peligro». «Siempre merece la pena elegir el camino de la igualdad entre españoles, especialmente cuando alguien está dispuesto a cercenarla por su exclusivo interés», enfatizó el candidato propuesto por el Rey a la investidura.

Se pronunció con dureza contra Sánchez al opinar que «el principal problema no es que él renuncie a sus principios y su dignidad», sino que «el principal problema es que está negociando con la dignidad de los españoles». «Nadie ha dado su consentimiento para demoler el Estado de derecho a cambio de unos pocos votos para una investidura», aseveró.

Quizás también te interese:  Abascal denuncia que Sánchez "vive muy bien con media oposición domesticada" mientras los españoles "viven muy mal"

«AHORA O PRONTO»

Tras los resultados de los comicios del 23 de julio, Feijóo quiso afirmar «con toda seguridad» que «se ha iniciado el camino que nos va a llevar a gobernar España», ya sea «ahora o pronto». Eso sí, quiso volver a marcar todas las distancias posibles con Sánchez al resaltar que «no será mediante subastas ni mediante atajos ni mediante engaños».

En su caso, subrayó que no accederá a La Moncloa «acatando lo que imponga la minoría a la mayoría» del pueblo español. «Llegaremos al Gobierno a través de la defensa de la igualdad de españoles ahora o pronto, llegaremos con la defensa de los principios que nos unen a la mayoría ahora o pronto, llegaremos a través de la coherencia con los compromisos con los votantes ahora o pronto», expuso.

«Prefiero pagar el precio de un ‘no’ por defender esto a un ‘sí’ a un desgobierno de la desigualdad. Y prefiero poder mirar a los ojos de los españoles desde la oposición que bajar la cabeza por llegar a La Moncloa», señaló el presidente del PP ante la plana mayor de la formación.

Feijóo recordó a los socialistas que en su programa electoral no iba «nada de lo que se está hablando ahora para la investidura». «Los españoles no nos votaron para renunciar a nuestros compromisos a cambio del poder, ni al PP ni al PSOE», recalcó, como los españoles «no nos votaron para sustituir las preocupaciones de las familias por los privilegios de una élite política».

«Los españoles no nos votaron para dejar en segundo plano el empleo, las pensiones, el sistema nacional de salud, el agua, la educación y dar prioridad a la amnistía o al referéndum o a la independencia», incidió Feijóo, reprochando a Sánchez de que no pidió el consentimiento a los españoles para «romper con la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley».

Quizás también te interese:  El PP carga contra la "cobardía" de Sánchez y dice que su silencio evidencia que va a "vender España a costa de lo que sea"

TC

Feijóo denunció que se intente «controlar el Tribunal Constitucional al servicio del PSOE por un escaño» que el PP ha ganado en las urnas. «No es de recibo», se revolvió, además de cargar contra los partidos del Ejecutivo en funciones por «utilizar el Congreso de forma fraudulenta y mejorar la financiación de los pseudo grupos parlamentarios que no tienen derecho de acuerdo con el Reglamento a conformarlo», en referencia a Junts y ERC.

Igualmente, enfatizó que «no es de recibo ver a una vicepresidenta del Gobierno reunirse con una persona buscada por la Justicia de España». «No hay consentimiento de los españoles para que España deje de ser una nación de ciudadanos libres e iguales», alertó una y otra vez el candidato a la Presidencia del Gobierno. «No lo vamos a consentir», sentenció.

Así las cosas, Feijóo criticó que sea el expresidente catalán Carles Puigdemont quien ha «marcado el paso a Sánchez». «Y como ha demostrado que ningún precio le parece demasiado alto, ERC ha venido a subir la apuesta. El independentismo hoy sale a la calle para competir por demostrar quién pide más, quién es más decisivo en la investidura de Sánchez y quién es capaz de humillar con mayor intensidad al Estado», comentó coincidiendo con la Diada.

«Lo peor», en palabras de Feijóo, es que se teme que Sánchez «dirá que sí a los que piden realmente la humillación de nuestro país porque de momento ha dicho a todo que sí cuando lo pidieron anteriormente». No obstante, le advirtió de que el futuro del país se decidirá «entre todos y desde todas las partes que conforman la nación».

Quizás también te interese:  Sólo 25 locales de ocio nocturno en España cuentan con el distintivo internacional de seguridad

«El 6%», se reafirmó, «no puede imponerle al 94% sus tesis». «No se puede aceptar reescribir la historia de nuestra democracia como si no hubiese habido democracia en nuestro país», interpeló nuevamente a Sánchez, deplorando que pueda ser «capaz de permitirlo» con tal de revalidar el poder.

Pese a describir este panorama, el presidente del PP volvió a defender que hay una vía alternativa al «camino ilegal» que imponen los independentistas o al «bloqueo» de España. Se trata, sostuvo, de «construir sobre lo que nos une» a través de «un acuerdo nacional por el reencuentro» y «por la igualdad» a través de pactos de Estado.

Aunque reconoció no tener «muchas esperanzas en que prosperen los acuerdos de Estado», defendió que es su «obligación intentarlo» en su calidad de candidato a la Presidencia del Gobierno. Por ello, aseguró que «hasta el último instante» tratará de «evitar una deriva que nos lleva al precipicio» y trabajará en favor de las mayorías.