• 16 de julio de 2024 5:39 AM

    Hunter Magazine

    Noticias de actualidad y tendencias

    España vive una lenta migración inversa de ciudades a pueblos desde la década de 1980

    – Según un estudio del MNCN y la Universidad Complutense de Madrid

    MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

    España registra un lento pero continuo proceso de migración inversa que va desde las zonas urbanas a las rurales desde los años 80 del siglo pasado, ante lo cual las políticas públicas tienen un papel clave para que la repoblación de los pueblos conlleve una mejora en el territorio.

    Esa es la conclusión principal de un estudio realizado por investigadoras del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), que analizaron la literatura científica que analiza los efectos que tiene la migración inversa (población urbana que se traslada al entorno rural) y su impacto en el paisaje.

    El artículo, publicado en la revista ‘Landscape ecology’, constata que, en muchas ocasiones, se produce un efecto nocivo de gentrificación de los municipios rurales, pero también destaca que estos movimientos poblacionales pueden ser una buena alternativa para revertir el abandono de las áreas agrícolas, lo que evita la intensificación del uso del suelo y los efectos nocivos que provoca.

    Es ahí donde las políticas públicas desempeñan un papel fundamental, ya que pueden favorecer un equilibrio entre el crecimiento socioeconómico y la protección del medioambiente que favorezca el desarrollo rural sostenible y la multifuncionalidad, según el estudio.

    «Actualmente, estamos viviendo un nuevo impulso de contraurbanización, o migración inversa, apoyado en los numerosos vínculos socioeconómicos que existen entre el mundo rural y urbano», contextualiza Elena D. Concepción, investigadora del MNCN.

    Concepción añade que «esta vinculación es mayor en los países mediterráneos y, si se toman medidas para ordenar los usos del territorio y el asentamiento de personas, puede ser una ventaja para promover la conservación de paisajes rurales multifuncionales».

    Quizás también te interese:  La ola de calor batió récords de temperaturas inéditas en España desde hace 80 años

    31 ESTUDIOS

    Para esta investigación, en la que han revisado la información de la que se dispone en torno a este fenómeno, han analizado 31 estudios científicos. Una parte de ellos se centra en los movimientos migratorios por motivos de ocio que pueden provocar que aumente la intensificación y urbanización de las zonas rurales.

    «En muchos casos se produce un efecto similar a la gentrificación que se da en las grandes ciudades y que provoca que la población de áreas cercanas a los centros urbanos abandone sus barrios, que terminan convirtiéndose en centros para los grandes inversores», explica Cristina Herrero de Jaúregui, de la UCM.

    Herrero de Jaúregui añade: «De la misma manera, algunos pueblos, ubicados cerca de grandes ciudades o áreas turísticas, pueden terminar convirtiéndose en entornos vacíos que favorecen la pérdida de la identidad rural, la explotación turística excesiva o la intensificación de los recursos agrarios, pero no su mantenimiento como recurso ambiental».

    Por otro lado, hay estudios que analizan cómo la migración inversa provocada por la crisis económica o como opción familiar de muchos jóvenes facilita que se fomenten los paisajes compartidos y compartimentados que reducen significativamente el impacto que en el territorio.

    «Se necesitan más estudios que analicen los factores y los efectos que está desencadenando esta nueva ola de ocupación rural por parte de distintos tipos de migrantes (migrantes por motivos de ocio, refugiados, jóvenes, familias con niños, etc.). Las administraciones públicas pueden desempeñar un papel fundamental a la hora de aprovechar y promover un determinado tipo de paisaje», apunta Herrero de Jáuregui.

    Garantizar el acceso a servicios básicos como el transporte, la medicina o la educación; la recuperación de los campos abandonados y los elementos tradicionales del paisaje rural, a la vez que se incluyen en los programas recreativos de turismo rural, son algunas de las estrategias para aprovechar este potencial y fomentar el desarrollo sostenible de estas regiones.

    Quizás también te interese:  La reina Sofía y Félix Bolaños asisten hoy a la capilla ardiente de Benedicto XVI

    «El objetivo es ofrecer directrices con base científica que permitan el mantenimiento o el renacimiento de los paisajes multifuncionales y los servicios ecosistémicos asociados, minimizando los impactos negativos de la inmigración rural», concluye Concepción.