• 8 de junio de 2023 3:05 AM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

El Gobierno presume de que España es el país que paga el precio más bajo por la electricidad

MADRID, 23 (SERVIMEDIA)

El Gobierno presumió este viernes de que España es el país que «menos precio» está pagando por la electricidad gracias, en parte, a la llamada excepción ibérica del precio del gas, en un contexto donde, además, es un país que ha «conseguido parar la inflación» y tiene la tasa más baja de la Unión Europea.

Así los subrayó la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, en una entrevista en TVE recogida por Servimedia, en la que compartió que con las medidas impulsadas por el Ejecutivo «los que eran los principales problemas» de los ciudadanos «hoy han dejado de estar en esa agenda de preocupaciones».

Aunque sí indicó que hay un «problema» en las relaciones institucionales entre las Cámaras y el Tribunal Constitucional, derivado por la decisión de este último de paralizar la tramitación parlamentaria de la reforma para su sistema de renovación.

Estas respuestas las indicó la portavoz cuando se le preguntó por el tradicional discurso de Navidad del jefe del Estado. Rodríguez se limitó a expresar, en nombre del Gobierno, el «máximo respeto al rey Felipe y a lo que representa la monarquía en el país».

«Escucharemos con muchísima atención ese discurso», trasladó la portavoz, ante de ahondar en que en lo que trabaja en estas «fechas navideñas» el Gobierno es en que «todos» los ciudadanos puedan «disfrutarlas con la máxima tranquilidad».

En este contexto, remarcó que el próximo martes el Consejo de Ministros aprobará un «tercer paquete» de medidas para «atender las circunstancias de una guerra que también afecta a nuestro país».

Aunque sin concretar ninguna de las medidas que pondrá en marcha el Gobierno, la portavoz recordó que el descuento de los 20 céntimos por litro de gasolina cuesta a las arcas públicas 8.000 millones de euros, por lo que se está «valorando de qué manera seguimos manteniendo el crecimiento de la economía española, atendiendo a la inmensa mayoría de los españoles, pero también a los sectores especialmente afectados como los transportistas o los especialmente afectados por los combustibles.»