• 3 de diciembre de 2022 2:13 PM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

El Banco de España ve «probable» que se necesiten más medidas en pensiones al no cubrirse «todavía» los mayores gastos con la reforma

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, señaló este lunes que «parece probable» que se requerirá de «nuevas actuaciones en el futuro por el lado de los ingresos, de los gastos o de ambos» en pensiones al no compensarse «todavía en su totalidad» los mayores costes con las medidas de ingresos de la reforma como el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI).

Durante su intervención en la comisión de presupuestos del Congreso de los Diputados para valorar el proyecto de las nuevas cuentas públicas, Hernández de Cos se refirió al sistema de pensiones para señalar que los ingresos acumulados en la ‘hucha de las pensiones’ por la vía del MEI -aumento de las cotizaciones sociales en 0,6 puntos durante una década a partir del próximo año- se agotarían en poco más de diez años si se extrae el máximo legal permitido.

Pasada esa década de dotación de la ‘hucha de las pensiones’, «deberían aprobarse nuevas medidas de ingresos y gastos», según el gobernador, quien subrayó que el mecanismo de equidad intergeneracional «está limitado» al impacto del Factor de Sostenibilidad que se derogó.

También apuntó que el nuevo sistema de cotización de los autónomos en función de sus rendimientos, que se aplicará con un periodo transitorio hasta 2031, tendrá un efecto sobre la recaudación «reducido» en los primeros tres años de aplicación.

En conjunto, Hernández de Cos concluyó que el análisis de las medidas adoptadas en los últimos meses en el ámbito de las pensiones «sugiere que los mayores compromisos de gasto asociados a la derogación de los elementos centrales de la reforma de 2013 no han sido compensados todavía en su totalidad por las nuevas medidas introducidas recientemente».

Según las estimaciones oficiales citadas por el gobernador, el ahorro asociado al MEI y a los incentivos a la jubilación demorada oscila entre 1,4 puntos y 2,4 puntos de PIB en el año 2050, mientras que la revalorización de las pensiones con el IPC y la derogación del Factor de Sostenibilidad aumentarían el gasto en pensiones entre 3,2 y 3,5 puntos de PIB en dicho año, según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) y la Comisión Europea.

Por ello, afirmó que «parece probable» que se requiera de «nuevas actuaciones en el futuro por el lado de los ingresos, de los gastos o de ambos».

Al respecto, el máximo responsable del organismo insistió en «reforzar» el vínculo entre las contribuciones y las prestaciones y dar al sistema mayor «transparencia y previsibilidad», valorando la introducción de «mecanismos automáticos de ajuste que adapten algunos parámetros del sistema a los cambios que se produzcan en las dinámicas demográficas y económicas».