• 3 de diciembre de 2022 2:12 PM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

El 80% de los jóvenes cardiólogos solo encuentran trabajos precarios al final de su formación en España

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

El 80% de los jóvenes cardiólogos solo encuentra trabajos precarios al finalizar su formación en España, según una encuesta sobre la situación laboral de estos profesionales dada a conocer este jueves por la Sociedad Española de Cardiología (SEC) durante la presentación del Congreso SEC22 de la Salud Cardiovascular que se celebra en Palma de Mallorca.

Este trabajo indica que el 67% de los jóvenes cardiólogos españoles continúa su formación tras la residencia. De estos, un 14% lo hace sin cobrar, un 9% cobrando menos que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), un 27% percibiendo entre 12.000-18.000 euros brutos al año, y el 64% tiene que recurrir a una segunda actividad remunerada.

Al salir al mercado laboral, el 80% encuentra trabajo, pero en su mayoría se trata de contratos eventuales o becas. Los encuestados tienen una media de edad de 36 años y, de ellos, el 12% sigue becado, un 35,8% firma contratos eventuales (lo que se encuentra fuera de la legalidad), un 5,2% hace sustituciones, y un 32,2% es interino.

El 43% ejerce su profesión en un lugar distinto al de su formación (el 93% en otra comunidad autónoma y el 7% en otro país). En cuanto al ámbito asistencial, el 67% trabaja únicamente en la sanidad pública, el 4% exclusivamente en la privada, y el 29% en ambas.

En este sentido, el presidente de la SEC, el doctor Julián Pérez-Villacastín, manifestó que «las autoridades sanitarias deben contemplar una mayor flexibilidad para poder implementar cambios organizativos que permitan solucionar los problemas a los que se enfrenta la cardiología actual».

DÉFICIT DE ESPECIALISTAS

Por su parte, el vicepresidente de la SEC y presidente del Congreso, el doctor Juan José Gómez Doblas, explicó que el déficit de especialistas en cardiología puede plantearse desde una doble perspectiva: «Una, aumentar el número de plazas de cardiólogos en formación y, otra, ofrecer condiciones dignas de trabajo a los que formamos para evitar que se vayan a otros países. Optar por la primera sin mejorar la segunda es inútil e ineficiente».

A esto añadió que «solo una política de incentivos laborales, económicos y de conciliación favorables permitirán paliar un problema que solo va a empeorar en los próximos años».

La encuesta también ha analizado la percepción de los jóvenes cardiólogos españoles sobre su situación laboral. Así, el 82% refiere haber padecido precariedad laboral tras la residencia, un 59% define su situación actual como inestable y un 73% considera que su remuneración es inferior a lo deseable.

Además, el 73% ha sentido la necesidad de aplazar algún objetivo vital: más las mujeres (80%) que los hombres (66%). Y el 62% ha valorado emigrar para mejorar sus condiciones.

A este respecto, el presidente de la SEC aseguró que «nuestro país, desde ningún punto de vista, se puede permitir que cardiólogos tan bien formados valoren irse a trabajar a otros países por la precariedad laboral a la que les enfrentamos al terminar la especialidad. Si seguimos así, para ser atendidos por un cardiólogo vamos a tener que ir, como cerca, a una capital de provincia».

En este sentido, las propuestas que los jóvenes más valoran como potencialmente útiles para mejorar su situación laboral son la convocatoria más frecuente de OPE (67%), el aumento salarial (66%), la posibilidad de combinar actividad asistencial e investigadora (44%) y la mejora de las medidas de conciliación (40%).