• 18 de mayo de 2022 1:28 PM

El 52% de los hombres españoles considera que los problemas de salud masculinos son tabú

MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

El 52% de los hombres españoles considera que la salud masculina continúa siendo un tema tabú en la sociedad, una percepción ligeramente mayor para aquellos con una edad comprendida entre los 30 y 44 años, según la ‘Encuesta Merck: Hombres, Cáncer y Tabúes’.

La encuesta, impulsada por la compañía de ciencia y tecnología Merck con el apoyo técnico de GAD3, también puso de manifiesto que 8 de cada 10 hombres creen necesario realizar más campañas de concienciación al respecto. En el estudio participaron 1.600 españoles de entre 18 y 70 años.

En este sentido, el oncólogo médico del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid y director del Instituto de Oncología del mismo centro, el doctor Javier Puente, explicó que «esto refleja lo que habitualmente ocurre en nuestra práctica profesional. Es bastante frecuente encontrarnos situaciones clínicas caracterizadas por un silencio en el caso de los hombres, porque todavía arrastramos una serie de comportamientos tradicionales dentro de los que están la invulnerabilidad y la fortaleza con la que el hombre se tiene que mostrar con los demás».

Los resultados de la encuesta revelaron también que la salud en general es un tema «muy presente» en su día a día solo para el 24% de ellos (versus el 32% de las mujeres). Cuando se trata de conversar sobre miedos o temores acerca de su estado de salud, la mayoría de los hombres lo hacen «mucho o bastante» con sus parejas (54%), pero solo 2 de cada 10 con su entorno laboral, ámbito en el que se muestran más reacios.

SALUD MASCULINA

Por su parte, la directora de la unidad de Oncología de Merck en España, Montse Jansà, señaló que «es sorprendente, pero seguimos teniendo la percepción de que existen tabúes en torno a los temas de salud que afectan a los hombres. Afortunadamente, nuestra sociedad cada vez está más informada sobre las cuestiones que impactan en su bienestar».

Sin embargo, la Encuesta Merck reflejó la necesidad de poner el foco en aquellos tumores con menos visibilidad como el cáncer de vejiga o de cabeza y cuello, del que 8 de cada 10 hombres admitieron saber «poco o nada». Los más conocidos para ellos son el cáncer de pulmón, de próstata y colorrectal.

En el momento del diagnóstico, sorprendió que los encuestados señalaron «las secuelas físicas de la enfermedad» como principal preocupación (49%); mientras que para un 71% de las mujeres es «superarla».

Aunque el estado psicológico es la menor inquietud en el momento de la detección, más de la mitad de los españoles con cáncer acudió a un profesional de la salud mental durante la enfermedad. Este porcentaje ascendió al 53% en los hombres, sobre todo los menores de 44 años, siendo superior en 6 puntos con respecto a ellas (47%).

FAMILIA Y TRABAJO

Por otro lado, 8 de cada 10 españoles informaría de su dolencia a su familia y amigos, más en el caso de los hombres que las mujeres (86% versus 81%). De los varones que no lo compartirían, el 57% señalaron como principal razón «no querer preocupar a sus seres queridos», a lo que le sigue un 28% que solo «lo haría si el tratamiento funcionase».

En el ámbito laboral ocurre lo mismo: 3 de cada 4 hombres lo diría en sus compañías, pero de entre los que prefirieron no hacerlo, el 48% justifica que «se trata de un tema personal» y, además, manifiestaron más miedo que ellas a perder su puesto de trabajo o, incluso, a no promocionarse si lo cuentan.

Dispuestos a hablar de las distintas enfermedades, los hombres se sienten menos cómodos en lo que se refiere a la salud sexual, depresión e infertilidad, seguidas de tipos de cáncer como el de riñón, vejiga o próstata.

Los tumores urológicos constituyen el grupo de neoplasias más frecuentes en el varón. Sin embargo, ellos se realizan menos pruebas diagnósticas a pesar de que 7 de cada 10 hombres se preocupan «mucho o bastante» por el cuidado de su salud, se someten a menos controles preventivos para la detección temprana de enfermedades que las mujeres: ellos un 43% y ellas un 61%.