• 21 de febrero de 2024 11:51 AM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

Comerciantes persas y mujeres africanas se mezclaron en la civilización suajili medieval

MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

El primer ADN antiguo de la civilización suajili (costa oriental de África) revela que comerciantes persas -e indios, en menor medida- se mezclaron con mujeres africanas entre los años 900 y 1100 aproximadamente para convertir esa zona en un lugar próspero en plena Edad Media.

Así se explica en un estudio en el que participaron investigadores de las universidades de Carolina de Harvard, Rice, Sur de Florida y York (Estados Unidos), y publicado este miércoles en la revista ‘Nature’. El trabajo se basa en excavaciones de yacimientos a lo largo de la costa de Kenia y Tanzania.

Mientras los siervos trabajaban duro y los caballeros competían en justas en Europa, y los samuráis y los shogunes llegaban al poder en Japón, los pueblos medievales de la civilización suajili vivían en pueblos multiculturales con piedra de coral y participaban en redes comerciales que se extendían por el océano Índico.

Arqueólogos, antropólogos y lingüistas han debatido durante un siglo sobre cómo contribuyeron las personas no africanas a la cultura y la ascendencia suajili, puesto que las comunidades de esta etnia tienen sus propias historias y la evidencia apunta en múltiples direcciones.

El análisis más grande realizado hasta ahora de ADN antiguo en África, que incluye el primer ADN antiguo recuperado de miembros de la civilización suajili, ha arrojado luz a ese debate.

El estudio se fundamenta en el ADN antiguo recién secuenciado de 80 individuos de la costa suajili y vecinos del interior que vivieron entre 1300 y 1900 aproximadamente, así como en nuevas secuencias genómicas de 93 hablantes de suajili actuales y datos genéticos publicados anteriormente de una variedad de grupos antiguos y actuales de África oriental y Eurasia.

Quizás también te interese:  CECU urge a "vigilar de cerca" la implementación de la nueva Ley de Servicios Digitales

«SUPOSICIÓN RAZONABLE»

La investigación, liderada por Chapurukha Kusimba, profesor de antropología en la Universidad del Sur de Florida, revela que un número significativo de personas del suroeste de Asia se mudaron a la costa oriental africana en la época medieval y moderna, y tuvieron hijos con mujeres locales.

El análisis de ADN, realizado en el Laboratorio Reich de la Universidad de Harvard, permitió a los científicos estimar que personas de ascendencia africana y persa comenzaron a tener hijos conjuntamente a principios del segundo milenio. Los descendientes de esos niños dominaron las ciudades suajili unos 500 años después.

«Durante mucho tiempo hemos creído que los cambios culturales estaban asociados con la adopción del islam y esta nueva investigación nos da un marco de tiempo genético que sugiere que esta es una suposición razonable de hacer», indica Stephanie Wynne-Jones, del Departamento de Arqueología de la Universidad de York.

Wynne-Jones añade: «Los comerciantes de Persia viajaron a la costa africana para comerciar y se habrían quedado por largos períodos de tiempo. El ADN de los sitios de entierro que hemos estado estudiando muestra ascendencia africana y persa. La línea persa provino de hombres, lo que sugiere que estaban formando relaciones con mujeres africanas».

Unos 500 años más tarde, la ascendencia proviene de Arabia en lugar de Persia, probablemente relacionada con el cambio de influencias económicas y políticas.

«Las historias orales de los suajili que viven en el este de África a menudo nos han hablado de su ascendencia persa, que durante muchos años algunos investigadores han creído que era una forma para el pueblo suajili de utilizar sus vínculos con el comercio exterior persa y otros para obtener ganancias políticas, pero nuestros datos revelan que estos registros orales eran correctos, lo que demuestra lo importante es tomar en serio las tradiciones orales», subraya Jeffrey Fleisher, de la Universidad de Rice.

Quizás también te interese:  La población de más de 65 años en España sobrepasa a la de menos de 20

«IDENTIDAD ACTUAL»

Este hallazgo contradice una opinión académica ampliamente discutida que sostenía que había poca contribución de los extranjeros a los pueblos suajili y refuta un punto de vista diametralmente opuesto que prevalecía en la época colonial, según el cual los africanos contribuyeron poco a la cultura suajili.

«Los hombres persas se aliaron y se casaron con familias comerciantes locales y adoptaron costumbres locales para permitirles ser comerciantes más exitosos», explica David Reich, catedrático de Genética en la Escuela Médica de Harvard.

No obstante, los investigadores descubrieron que la proporción de ascendencia persa-india ha disminuido entre muchas personas de la costa suajili en los últimos siglos. Muchos de los habitantes de la Kenia actual que se identifican como suajili y cuyos genomas fueron analizados eran «genéticamente muy diferentes» de las personas que vivieron en la región durante la época medieval.

«Estos resultados resaltan una lección importante del ADN antiguo: si bien podemos aprender sobre el pasado con la genética, no define la identidad actual», concluye Reich.