• 25 de junio de 2024 12:14 AM

Hunter Magazine

Noticias de actualidad y tendencias

Casi 105.000 conductores fueron condenados en España en 2022, nuevo récord histórico

– El 56,8% por estar bajo los efectos del alcohol o las drogas

– Los delitos relacionados con la seguridad vial suponen una de cada tres condenas

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

El año pasado se dictaron en España un total de 104.660 sentencias condenatorias contra conductores por infringir el Código Penal en materia de seguridad vial, lo que supone un nuevo récord histórico.

De ellas, el 56,8% (exactamente, 59.461) corresponden al delito de conducción bajo los efectos del alcohol o de las drogas y un 36,7% (38.383) por manejar un vehículo sin el permiso de conducir por no haberlo tenido nunca, pérdida total de puntos o decisión judicial.

El fiscal de sala coordinador de Seguridad Vial, Luis del Río, ofreció estos datos este miércoles en una rueda de prensa en Madrid, en la que dio a conocer las principales cifras de 2022 sobre las consecuencias penales que tienen para los conductores incumplir las normas de tráfico.

Del Río señaló que el año pasado hubo 104.660 sentencias condenatorias a conductores por delitos relacionados con la seguridad vial, esto es, un 10,2% más respecto a las 94.942 de 2021.

Se trata de un nuevo récord histórico, según datos recabados por Servimedia, y superan a las 97.359 de 2012, que hasta entonces ostentaba la cifra más alta. La mayoría de las condenas se dieron en Cataluña (18.506), Andalucía (18.400) y Comunidad de Madrid (15.610).

Destacó que una buena parte de las condenas se deben a la conducción por encima de los límites permitidos de alcohol o bajo los efectos de las drogas, exactamente 59.461, un 8,6% más que en 2021. En segundo lugar, se sitúan las sentencias condenatorias por no tener en vigor el carné de conducir (38.383, un 12,5% más).

Quizás también te interese:  La Fiesta del Cine regresará a las salas de toda España entre el 3 y el 6 de octubre

Las condenas a los conductores suponen un 36,3% del total de las dictadas por los tribunales españoles por cualquier clase de delitos y el ámbito de las diligencias urgentes o juicios rápidos es donde se presentaron el año pasado la mayoría de las acusaciones (100.347 de un total de 137.406).

TENDENCIA AL ALZA

La cifra de sentencias condenatorias del año pasado supone mantener una tendencia al alza del último trienio, tras el mínimo de 66.648 en 2020 -año afectado por la reducción de la movilidad debido al estallido de la covid-19- y las 94.942 de 2021.

El fiscal achacó ese incremento de los delitos cometidos por conductores a «un cambio en los hábitos viales de la ciudadanía». «Una vez superada la pandemia, parece que no hemos asimilado bien ese cambio y quizás hay que volver a recuperar esa conciencia vial olvidada», indicó Del Río.

El informe de la sala de la Fiscalía dirigida por Del Río señala que casi el 90% de las condenas dictadas el año pasado por delitos relacionados con la seguridad vial fueron de conformidad y con un porcentaje muy alto con cumplimiento inmediato de las 66.231 penas de privación del derecho a conducir y 1.612 pérdidas de vigencia del permiso.